Segundo campeonato Fast Memory Championships 2018

¡Llegamos al segundo Fast Memory Championships! Ya te adelanto que ha sido todo un éxito, todo ha funcionado muy bien.

Hace poco más de un año nacían los campeonatos FMC. Un campeonato de memoria rápida, justo, con normas transparentes y abierto a todo el mundo. La primera competición fue bien y sentó las bases para las próximas competiciones.

Los participantes

Este segundo año, el 2 de septiembre de 2018, también en Barcelona, hemos tenido 5 participantes, uno más que el año pasado. Tuvimos un par de bajas de última hora que esperamos puedan estar. Estos han sido los competidores:

  • Pedro Muñoz: competidor también del año pasado y con experiencia en otras competiciones de memoria. Físico y profesor.
  • Berta García: campeona de Europa del cubo de Rubik a ciegas, campeona de España en la memorización de decimales de Pi y todo esto a sus 16 años. Tuvimos la oportunidad de entrevistarla hace unas semanas.
  • David Ruscadella: 23 años, competidor también en cubo de Rubik, le gustan los retos y aprender continuamente.
  • Asier Cardoso: 25 años, ingeniero en Inteligencia Artificial. Le gusta el ajedrez, el cubo de Rubik, la escalada, el Go…
  • Elisabet Delgado: aficionada también al cubo de Rubik, esta era su primera competición de memoria.

Los voluntarios

Mi agradecimiento a todos los voluntarios, sin vosotros esto no sería posible.

Han venido 4 alumnos de mi instituto, les agradezco infinitamente su colaboración: Jhoubbert Mora, Emily Herrera, Thais Rodríguez y Álvaro Gutiérrez. Como pequeño inciso: estos dos últimos alumnos ganaron la competición de España de VEX Robotics, el que es bueno, lo es para todo.

Mi hermano, Paco Bea, ha hecho un trabajo genial con el nuevo simulador, mi agradecimiento se queda corto para todo lo que ha hecho.

Y un agradecimiento especial a Isabel, que se ha interesado por la mnemotecnia y ha hecho un buen trabajo.

Las 7 pruebas de memoria

Como el año pasado, han sido 7 las pruebas de memoria. Eso sí, este año han sido otras:

  • Decimales en 0,5 segundos
  • Decimales en 2 segundos
  • Figuras de colores en 5 segundos
  • Binarios en 0,5 segundos
  • Binarios en 2 segundos
  • Matrices
  • 1 Baraja de cartas

Transcurso de la competición

A los pocos intentos Pedro Muñoz se colocó en primera posición. Berta García le seguía muy de cerca. Los competidores fueron a asegurar y en general puntuaron a los pocos intentos. Asier Cardoso blanqueó en binarios en medio segundo en la primera ronda, eso le distanció de los otros competidores.

Había una sorpresa para los competidores, habría un récord del mundo. Y es que la prueba de figuras de colores en 5 segundos es nueva y no hay registros anteriores, por lo tanto, la marca que se hiciera sería récord. Pedro hizo 6 y 7, así que 2 récords para él.

Cuando llegaron las matrices, Pedro Muñoz marcó la diferencia y se distanció bastante. Eso le permitió afrontar una segunda parte con más seguridad, mejorando algunas marcas, especialmente los binarios en 2 segundos, donde llegó a los 32 dígitos.

En esta segunda ronda se incorporó Elisabet Delgado. Fue a experimentar en su primera competición de memoria. Desde aquí le felicitamos por su valentía.

David Ruscalleda iba mejorando sus marcas durante la segunda ronda pero Asier puntuó en binarios en medio segundo, y no sólo puntuó, es que se llevó la medalla de oro en esta prueba.

Clasificación

Aquí vemos la clasificación de cada prueba y la global.

Clasificación FMC 2018

El primer puesto es para Pedro Muñoz, enhorabuena! Eres el nuevo campeón FMC.

David se alza con el segundo puesto y Asier con un tercer puesto. Los puestos 2, 3 y 4, tal y como se ve en la clasificación, tienen poca diferencia de puntos. Así que cualquier mínimo fallo o acierto habría hecho cambiar la clasificación.

Enhorabuena a todos los competidores! Lo importante es aceptar el reto y estar allí.

¡Lo habéis hecho genial!

Hipervelocidad, ¿qué pasa en ese segundo?

Un aliciente para entrenar la memoria a niveles extremos es participar en competiciones de memorización. La competición se convierte en un objetivo, nos enfrentamos a varias pruebas de memorización extrema donde la técnica y la concentración son imprescindibles para jugar un buen papel.

Beneficios de competir en memoria

Sin duda, una buena forma de salir de tu zona de confort y mejorar tu memoria es participando en una competición de memoria.

Después de haber memorizado en pruebas de pocos segundos, hacerlo con el temario se convierte en una tarea sencilla. Y es que vas a tener mucho más tiempo para memorizar o estudiar. La competición te ayudará a mejorar en:

  • Concentración: imagina la concentración que necesitas para memorizar en una prueba de 2 segundos.
  • Técnica: conseguir los mejores resultados en condiciones extremas requiere de la mejor técnica. En el curso BrainMaster tratamos las técnicas utilizadas en alta competición.
  • Disciplina: la disciplina del entrenamiento es necesaria para conseguir resultados. Esa disciplina también es necesaria para el estudio.
  • Retador: hay una diferencia entre hacer lo obligatorio y ponerse objetivos retadores. Si quieres resultados extraordinarios no te conformes con hacer lo obligatorio.

¿Qué pasa en ese segundo?

Muchas veces me preguntan como es posible memorizar esa cantidad de información en una prueba que puede durar un segundo. Y realmente cuando yo veo a alguien haciendo la misma prueba también me sorprendo, es muy poco tiempo.

Sin embargo, mientras haces una prueba tan rápida parece que el tiempo se dilate. Ese segundo parece que sea más tiempo. Alguna vez habrás oído a alguien que ha tenido un accidente relatar como en el momento del accidente todo parecía ir a cámara lenta. Mientras realizas una prueba de memoria rápida sucede algo muy parecido.

El juez da el aviso, los competidores están preparados, tiempo! Tienes los ojos mirando al punto exacto donde aparecen los primeros números, tienes ensayada la coreografía que harán tus ojos, puntos precios donde saltará tu mirada, tu atención es plena, tu concentración máxima, así que presionas el botón GO!

Repites lo que has ensayado tantas veces. Mover los ojos no es suficiente, tu mente tiene que estar preparada para procesar toda esa información a la velocidad del rayo. Conviertes esos números en imágenes, tu imaginación está preparada para asociar a toda velocidad, mientras imaginas una historia ves los últimos números. Entonces todo desaparece. Ya pasó el tiempo y ahora, como un autómata hay que reconstruir esas imágenes y esas historias que han pasado velozmente por tu cabeza.

Parece mentira que sólo haya pasado un segundo. Es una experiencia que sólo se puede vivir en primera persona. ¿Te gustaría sentirla?

Próxima competición de memoria

Ya hablamos de las competiciones de memorización que se celebran por todo el mundo. Y en poco más de un mes, el domingo 2 de septiembre de 2018 tenemos una competición en Barcelona de FastMemoryChampionships. Tienes esta oportunidad de entrenar, mejorar y vivir una experiencia.

Si estás interesado en venir apúntate cuanto antes.

¿Leer rápido ayuda a memorizar más rápido?

Leer rápido y memorizar rápido

Una de las preguntas que nos hacen cuando ven una demostración de memoria rápida es: ¿Cómo te da tiempo a leerlo? Y es que la memoria rápida es muy rápida. Para poder memorizar tienes que leer rápido y por eso la lectura rápida es una habilidad fundamental para poder memorizar a estas velocidades:

Algunos récords del mundo

¿Quién memoriza tan rápido? Se preguntarán algunos. Pues Miguel Ángel Vergara. En el vídeo has visto 2 récords del mundo, memorizar 52 números binarios en 1 segundo y 22 dígitos decimales en 1 segundo. Estos son sólo dos de los 7 récords mundiales que ha conseguido Miguel Ángel Vergara. Pero, a lo que vamos, mira otra vez el vídeo, en el segundo 48 verás como aparecen los números, tu misión no va a ser memorizarlos, «simplemente» intenta leerlos.

Leer y memorizar rápido para estudiar mejor

¿Te dio tiempo? Apuesto a que no. Y es normal, la mayor parte de gente no sabe como leer todos esos números en 1 segundo. Lo bueno es que se puede aprender.

La lectura ya de por sí aporta muchos beneficios:

  • Ayuda a mejorar la concentración
  • Mejora la imaginación
  • Te ayuda a mejorar profesionalmente
  • Incrementa la empatía
  • Incluso, según concluye el doctor Pablo Martínez-Lage, es un método preventivo del Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Las pruebas de memoria rápida son un extremo de lo que se puede conseguir al desarrollar algunas habilidades mentales. Estas habilidades como pueden ser la lectura rápida o la memoria rápida se pueden aprender y suponen una clara ventaja a la hora de estudiar. Y ese es precisamente el objetivo que tenemos en Escuela de la Memoria, utilizar las técnicas de alta competición en los estudios para aumentar el rendimiento.

Además, leer rápido te ayudará a memorizar rápido. De poco sirve leer muy rápido si enseguida olvidas esa información, la retentiva es la capacidad que te permite mantener en tu memoria lo que lees.

Aprender a leer rápido

Tú puedes aprender a leer mucho más rápido. Hablamos de multiplicar tu velocidad de lectura x3 o x4. La semana pasada estrenamos el curso de Lectura Rápida donde nos hemos coordinado 4 especialistas para que tengas el curso más completo:

  • Miguel Ángel Vergara: Campeón del Mundo de Memoria Rápida con varios récords mundiales.
  • Javier Muñiz: Profesor, informático. Tiene un canal de mucho éxito en YouTube que te recomiendo visitar.
  • Manuel Pérez: Psicólogo especialista en alto rendimiento, emprendedor y fundador de Nueces y Neuronas.
  • José María Bea: Yo mismo. Soy profesor, informático y he sido subcampeón de España de Memoria de fondo.

Hoy es el Cybermonday y nos hemos apuntado al carro. Tienes un descuento en los cursos, incluyendo el de Lectura Rápida.

Hasta pronto!

Relación entre imaginación y memoria

Conocer la relación entre la imaginacion y la memoria es muy importante para desarrollar una memoria verdaderamente eficaz. Como sabéis los que seguís nuestras publicaciones, la memoria funciona mejor asciendo y recordando aromas o imágenes que contienen una carga emocional, que datos de cualquier otro tipo.

En este vídeo se nos muestra la importancia de la imaginación como herramienta para memorizar datos puros como los que se memorizan durante los campeonatos de memoria rápida o memoria de fondo.

Observa esta demostración de súper memoria de nuestro compañero Miguel Ángel Vergara, para ver a que velocidad se pueden llegar a trabajar estas asociaciones mentales:

¿quieres pensar rápido?

En muchas ocasiones tenemos la concepción de que si uno ha leído un texto rápido o ha estudiado un tema y ha tardado poco tiempo puede ser que no se haya enterado. Esto puede ser cierto en uno casos y otros no, depende de la capacidad que tenga esa persona para procesar información.

No es habitual que le prestemos atención a la velocidad de procesamiento mental. Para hacerlo debemos de saber a qué nos referimos con la velocidad de procesamiento mental: consiste en el tiempo que requiere nuestra mente para procesar una información determinada. Procesar información en este contexto significa haber entendido su significado, no debemos de confundirnos con haber memorizado literalmente.

Un ordenador antiguo tiene una capacidad para procesar información, sin embargo los ordenadores modernos procesan mucha más cantidad de información en menos tiempo, por lo que son más eficaces. Igual ocurre con nuestra mente, si la tenemos acostumbrada a procesar información de forma rápida y efectiva lo hará de forma natural sin ningún esfuerzo. Sin embargo, si no le prestamos atención y no la estimulamos estará perezosa y cualquier pequeño esfuerzo le supondrá un gran sacrificio.

La buena noticia es que cualquier persona puede mejorar sus capacidades si tiene interés. No hace falta ganar ningún campeonato, ser superdotado, ni habernos dado un golpe en la cabeza para mejorar. En Escuela de la Memoria destacamos 4 beneficios que recibirás si le dedicas un tiempo a mejorar la velocidad de procesamiento mental:

  • Podrás leer a mayor velocidad.
  • Asimilarás mayor cantidad de información en tus sesiones de estudio.
  • En cualquier actividad que realices reaccionarás con mayor fluidez porque tu mente es ágil.
  • Ahorras una gran cantidad de tiempo que puedes utilizar para otras cosas de tu interés.

 

¿Cómo podemos conseguir pensar rápido? Entrenando esta capacidad. ¿De qué forma? En nuestro caso lo hacemos a través de la memoria rápida. Por ejemplo: cuando aparecen unos números los percibimos, identificamos, transformamos, asociamos y tras haberlos procesado emitimos una respuesta. De esta forma acostumbramos a nuestra mente a procesar mucha información en un breve espacio de tiempo. Como resultado de este entrenamiento, cuando te encuentras con más tiempo tu mente ya tiene esa tendencia a procesar rápido y lo aplicas de forma instintiva aunque sea algo diferente. Hay multitud de entrenamientos mentales y cada uno debe de encontrar aquel con el que se encuentre mejor. Te animamos a que le dediques un tiempo diario para que puedas comprobar sus beneficios.

Gracias por leernos, si piensas que le puede ayudar a alguien compártelo.

Feliz día.

¿Cuántos récords de memoria se baten cada año?

Cada año estamos viendo nuevos récords de memoria, seguimos los diferentes eventos y vamos viendo como nuevos participantes acaban con récords que parecían imbatibles.

¿Cuántos récords de memoria se baten cada año?

Cuando hablamos de una prueba en concreto, lo normal es pensar que las marcas sean logarítmicas, es decir, que inicialmente crezcan mucho y poco a poco se vaya desacelerando acercándose a un supuesto límite.

El número de récords, sin embargo, no tiene porqué disminuir, al menos inicialmente. La aproximación a esos supuestos límites puede hacerse de forma cada vez más lenta.

En los campeonatos de memoria rápida esta aproximación puede no ser tan gradual. Por ejemplo, cuando hablamos de la prueba estrella, decimales en 1 segundo, el actual récord del mundo (de Miguel Ángel Vergara) son 21 dígitos. Alguien podrá conseguir 22 o 24, ¿pero dónde está el límite? ¿25, 30? No lo sabemos, cada dígito es un salto tremendo, y precisamente por ser un salto tan grande, los récords tardarán más en llegar.

Vamos a ver en una gráfica el número de récords de memoria que se han batido año a año

Récords de memoria por año

El año pasado contabilicé 30 nuevos récords de memoria. Es el año con más récords junto con 2003.

Sin embargo, este año 2016 llevamos 6 récords, todos concentrados en la US Open 2016.

Si hablamos únicamente de las pruebas que no son de Speed-Memory, o sea campeonatos de World Memory Championships y récords del número Pi (que el año pasado hubo 2).

Récords de fondo y cartas por año

Vemos que el año 2015 ha sido el que más récords cosecha con 20 nuevos récords, le siguen los años 2006 y 2003 con 13 récords. Curioso también el dato de que desde que se hacen los campeonatos de World Memory Championships cada año hemos tenido algún récord.

Número de récords Speed-Memory

Los récords de memoria rápida comienzan en 1997 cuando Creighton Carvello memoriza 18 decimales en 4 segundos. En 2003, en la exhibición «The Impossibility Challenger», Ramón Campayo  bate 15 récords del mundo y así inicia nuevas pruebas de memoria rápida. Las competiciones Speed-Memory comienzan en 2007. Vemos como a partir de esa fecha hay un descenso en el número de récords.

En 2015 hubo un repunte gracias a Miguel Ángel Vergara, ya que se abrió por primera vez la posibilidad de batir el récord de las pruebas de decimales en medio segundo y binarios en 3 segundos.

Bueno, pues estos son los datos objetivos. ¿Cuántos récords crees que se superarán los próximos años?

Velocidad en memoria y en carrera

Aquí tenemos lista con los récords de memoria rápida. Pero, ¿cuánta información se procesa por segundo en cada uno de ellos? ¿Hay alguna forma de medir objetivamente la velocidad?

La pregunta parece fácil pero plantea muchos problemas. Cuando hablamos de atletismo y de las pruebas de 100, 200, 400, 800 metros, el 5.000, 10.000 o el maratón, se puede medir la velocidad fácilmente. En carrera se mide en km/h o en minutos/km. Y está claro que en las pruebas más cortas la velocidad será mayor. Vamos a hacer una pequeña tabla para que nos sirva de analogía con la memoria ahora que han acabado las olimpiadas de Río de Janeiro.

Récords en pruebas de carrera

Prueba Tiempo Velocidad media Competidor Comentario
100 m lisos 9,58» 37,57 km/h
1’36»/km
Usain Bolt Velocidad máxima de 45 km/h
1’/20»/km
200 m lisos 19,19» 37,52 km/h
1’36»/km
Usain Bolt
400 m lisos 43,’03» 33,47 km/h
1’48»/km
Wayde van Niekerk
800 m lisos 1’40,91» 28,54 km/h
2’06»/km
David Rudisha
5.000 m lisos 12’37,35» 23,76 km/h
2’31»/km
Kenenisa Bekele
10.000 m lisos 26’17,53» 22,82 km/h
2’37»/km
Kenenisa Bekele
42.195 2h2’57» 20,59 km/h
2’54»/km
Dennis Kimetto  Maratón

El resultado es el esperado, a medida que aumenta el tiempo baja la velocidad.

La velocidad en la memoria

En carrera a pie el sistema es bastante obvio y sencillo. Unos metros y un tiempo, medir la velocidad es una simple división. Ahora bien, cuando queremos medir la velocidad en pruebas de memoria la cosa no es tan obvia, necesitamos una información y un tiempo.

Sobre el tiempo no hay ningún problema, la dificultad radica en saber la cantidad de información. Podemos hablar de dígitos decimales o binarios. Podemos hablar de figuras de colores o de matrices. ¿Pero como los comparamos entre todos?

Medir la velocidad de procesamiento de la información en una máquina es sencillo bits/s. Un dígito binario es un bit, con los números decimales el tema se complica un poquito y con las figuras de colores todavía se complica más; pero sea como sea, al final obtendremos un valor en bits/s.

Pero por más que nos empeñemos, las personas no funcionamos en bits/s. Ese es el problema y para hallar la solución vamos a ver qué hace el competidor para memorizar.

Con las pruebas de números decimales agrupamos cada par de dígitos y con ello formamos una palabra/imagen:

Récord 18dec05

Entonces podríamos pensar en palabras/segundo. Esto sería perfecto si no fuera por un detalle. En la zona del final agrupamos una serie de dígitos para memorizarlos de un golpe de vista, sin convertirlos a palabras ni imágenes. También es cierto que cuantos más números tengamos en esta parte del final, más tiempo necesitamos para retener esa información. Así que la fórmula más acertada que encuentro es tomar como referencia esta unidad mínima de información, que será la palabra y aunque no sea cierto 100%, los números que vemos de un golpe de vista los trataré igual. La fórmula será dividir entre 2 el número de dígitos.

Con los binarios el tema se complica un poco más, y es que hay competidores que convierten 6 dígitos en una imagen, competidores de convierten cada 8 dígitos en imagen, competidores que combinan los 2 sistemas y competidores inexpertos que hacen otras agrupaciones más extrañas.

50bin1s

Convertir 6 dígitos en una imagen es más fácil que convertir 8 dígitos en una imagen. El tema es sencillo 6 dígitos por imagen implican 64 imágenes, 8 dígitos por imagen implican 256 imágenes. Es más difícil conseguir velocidad con más imágenes. Si comparamos con el sistema decimal, allí tenemos 100 imágenes. Sería más fácil las 64 imágenes en binario que las 100 del sistema decimal pero, para complicar más el asunto, es más fácil ver los 2 dígitos decimales que los 6 en binario. Creo que lo más justo es tomar los 6 dígitos como una unidad de información, como una palabra.

Con las figuras de colores está claro que cada imagen es una palabra.

Y las matrices las tomaremos como si fueran binarios, ya que es la técnica utilizada.

Tomando estos datos vamos a hacer una tabla como la anterior:

Prueba Tiempo Velocidad media Competidor Comentario
17 Decimales en 0,5» 0,5» 34 p/seg Miguel Ángel Vergara
21 Decimales en 1» 10,5 p/seg Miguel Ángel Vergara
52 Binarios en 1» 8,67 p/seg Miguel Ángel Vergara
84 Binarios en 3» 4,67 p/seg Miguel Ángel Vergara
31 Decimales en 4» 3,875 p/seg Miguel Ángel Vergara
96 Binarios en 4» 4,00 p/seg Ramón Campayo
15 Figuras 4,32» 4,32» 3,47 p/seg Joaquín García 15 figuras
Tiempo teórico 4,01»
Cartas 19,41» 2,68 p/seg Alex Mullen
Matrices 51’84» 1,08 p/seg Víctor Rodrigo  Matrices de 4×7
520 Decimales en 5 minutos 5′ 0,87 p/seg Alex Mullen
1110 Binarios en 5 minutos 5′ 0,62 p/seg Alex Mullen
1100 Decimales en 15 minutos 15′ 0,61 p/seg Alex Mullen

Resultados muy interesantes. Vemos como también va descendiendo la velocidad a medida que la prueba es más larga.

En un par de gráficas podremos comprar mejor los resultados.

Velocidad según el tiempo

En carrera

En memoria

Y nos encontramos con gráficas muy similares que se corresponden con lo esperado. Eso sí, la velocidad en carrera tiende a acercarse a 20 km/h, el valor más bajo en memoria se corresponde con 0,61 palabras/segundo en la prueba de 15′. También veo otro dato curioso, en carrera los primeros valores son muy similares; en memoria tenemos el mayor descenso de medio segundo (34) a un segundo (10,5). Esto es debido a que en las pruebas de menos de 1 segundo, la imagen se queda impregnada en la retina y después de desaparecer acabamos de procesar la información; en cambio entre las pruebas de 100 y 200 metros hay poca diferencia debido a la salida, hay que acelerar hasta alcanzar la velocidad.

Pues con este curioso análisis nos despedimos por hoy. Para el que no se haya dado cuenta, sí, me encantan los números 🙂

Cómo tener una mejor memoria y desatar todo su potencial

A la mayoría de la gente le gustaría mejorar su memoria, pero piensa que aprender a memorizar requiere mucho trabajo y esfuerzo… Es cierto que si quieres tener una memoria muy superior a la media, necesitarás entrenarla y emplearle tiempo, pero cualquiera puede mejorar su capacidad para memorizar simplemente mejorando la técnica, y algunos hábitos cotidianos. Lee las siguientes recomendaciones, son fáciles de llevar a cabo, y pueden mejorar el rendimiento de tu memoria exponencialmente…

1. Usa las imágenes para memorizar

Cuando queremos recordar algo, ya sea un nombre, una lista de la compra, un número de teléfono… podemos mejorar nuestra retentiva si aprendemos a transformar los datos que deseamos memorizar en imágenes que podemos visualizar fácilmente. ¿Esto por qué ocurre?… Pues bien, parece que nuestra memoria a largo plazo funciona mejor cuando lo que debemos recordar son imágenes, ya que nuestro sistema visual (y también el olfativo), nos ayuda a generar asociaciones y a codificar la información con más detalle, y durante mucho más tiempo. Un estudio realizado por la Universidad de Arizona ha comprobado que la ‘auto-imaginación’ es una forma útil de mejorar el aprendizaje y posterior recuerdo de la información. Se trata de imaginarse a uno mismo en una situación o actuando de una manera particular asociada al significado de aquello que tenemos que aprender. Por ejemplo, si tengo que acordarme de comprar en una ferretería un martillo y un candado, sería algo así como imaginarse a uno mismo dándose con el martillo en los dedos, o estirando de una cadena con un candado gigante enganchado al final de la misma. Estas imágenes nos ayudarán a recordad los objetos, y además quedarán memorizadas a largo plazo.

2. Mantén una buena higiene del sueño

Dormir el tiempo suficiente, así como tener un sueño de calidad, es fundamental para que nuestro rendimiento cognitivo sea óptimo. Rebecca M.C. Spencer de la Universidad de Massachusetts publicó en 2013 una revisión sobre las bases neurofisiológicas del sueño, en la que explicaba cómo el sueño repercute sobre el funcionamiento de la memoria y la cognición. Según nos muestra esta revisión, dormir es un proceso importantísimo tanto para la consolidación de los recuerdos, como también para la selección de la información que deberá ser descartada u olvidada en los procesos del aprendizaje.

3. Haz deporte

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico de la Universidad Radboud, nos dice que el ejercicio físico influye en nuestros procesos de aprendizaje. De hecho los resultados de este estudio nos muestran que el ejercicio nos ayuda a fijar mejor en nuestra memoria, los nuevos recuerdos. Guillén Fernández, director de esta investigación publicada en la revista «Current Biology», nos dice lo siguiente: «nuestros resultados sugieren que una sincronización adecuada del ejercicio físico, puede mejorar la memoria a largo plazo, y destacan la práctica de ejercicio físico como una intervención a tener en cuenta en los centros educativos». Además Según Kirk I. Ericson  de la Universidad de Pittsburgh, en colaboración con un grupo de investigadores de distintas universidades norteamericanas, el ejercicio físico aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, lo cual conlleva mejoras en la memoria.

4. Practica meditación

La doctora Sara Lazar, neurocientífica del Hospital General de Massachussetts y de la Facultad de Medicina de Harvard, realizó un estudio en Boston, con la finalidad de comprobar si la meditación  y otras prácticas contemplativas como el yoga producían realmente algún tipo de modificación en el cerebro que pudiese tener un impacto sobre el aprendizaje. Concluyó que tanto que evectivamente este tipo de prácticas, pueden mejorar la memoria de los sujetos, y los procesos de aprendizaje. En este artículo puedes ver ampliada esta información.

5. Cuida tu alimentación

Por supuesto la alimentación puede afectar a nuestro funcionamiento cerebral. El chocolate es un alimento que es consumido habitualmente por competidores mentales, antes de una prueba o una competición, ya que se conoce que contiene ciertas sustancias que pueden ayudarnos a mejorar nuestros procesos mentales. Un curioso estudio publicado en febrero de 2013 en el British Journal of Clinical Pharmacology dice que un tipo de componente del cacao, concretamente los flavonoles, podrían estar relacionados con un mejor funcionamiento cognitivo, y un mayor rendimiento de la memoria.

6. Entrena tu memoria

Desde Escuela de la Memoria te recomendamos que trabajes tu memoria a través de entrenamientos específicos, ya que hoy en día sabemos que nuestro cerebro es tremendamente plástico, y tenemos la certeza de que mediante una práctica continua puedes desarrollar una supermemoria. En nuestra disciplina, la Memoria Rápida, se trabajada a través de ejercicios con el simulador speed-memory, y puedes mejorar tu memoria y obteniendo grandes beneficios a nivel mental. Si quieres aprender cómo debes trabajar esta disciplina para mejorar tu capacidad de memorización, puedes hacerlo en alguno de nuestros cursos de la mano de Miguel Ángel Vergara (Campeón mundial de Memoria Rápida) y de José María Bea (Maestro Internacional en Memoria Rápida).

7. Fomenta la curiosidad

El experto en neurociencia Charan Ranganath parece haber demostrado que la curiosidad prepara al cerebro para el aprendizaje y la memoria a largo plazo. Para ello realizó un estudio en el que a los participantes se les hacía una pregunta, y 14 segundos después se les mostraba un rostro de forma aleatoria. Se puedo comprobar que cuanto mayor interés generaba una pregunta, más se favorecía una mayor eficacia a la hora de recordar, ya que los sujetos no solo recordaban mejor la respuesta, sino que también el rostro de la foto que habían visto 14 segundos después de la pregunta. Por este motivo es interesante que aprendamos a sorprendernos y a ser curiosos…

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a saber mejor cómo puedes mejorar tu memoria. Ahora solo depende de ti cómo ponerlas en práctica y combinarlas para desarrollar una gran memoria. Estamos seguros que podrás conseguir una memoria prodigiosa si te lo propones.

¿Qué se mejora al entrenar memoria rápida?

Un buen entrenamiento mental suele ir dirigido a mejorar nuestras habilidades cognitivas más básicas, que son precisamente las que pueden permitir una potencial generalización del entrenamiento, y en cierta medida, una mejora real de nuestras capacidades intelectuales… ¿Qué quiere decir esto? Pues principalmente que si queremos que nuestro entrenamiento no sea un simple pasatiempo, los ejercicios realizados deben ir dirigidos a mejorar capacidades que se encuentren en la base de nuestra inteligencia, o eficacia mental.

¿Cuáles son las posibles habilidades cognitivas básicas, en las que debemos enfocar nuestro entrenamiento?

Son muchas las habilidades cognitivas básicas que podemos entrenar y mejorar a través de la práctica. A continuación exponemos una lista (aunque no del todo exhaustiva) de algunas de las habilidades básicas que solemos mejorar cuando realizamos un programa de entrenamiento en memoria rápida, una disciplina que nos apasiona…

La Atención Sostenida. También solemos llamarla concentración, y es la capacidad para enfocar nuestra atención durante un periodo amplio de tiempo, en diferentes estímulos visuales, auditivos, táctiles…. A menudo requiere ignorar determinada información irrelevante con el fin de mantener con éxito la atención o concentración en el estímulo escogido. Esta habilidad se puede desarrollar también a través de prácticas que exigen un alto grado de enfoque como la meditación.

La Velocidad de Procesamiento Mental. La velocidad de procesamiento implica la capacidad de realizar con fluidez las tareas fáciles o ya aprendidas. Se refiere a la capacidad de procesar información de forma “automática” y rápida, sin pensar conscientemente en ello. Cuanta mayor velocidad de procesamiento más rápidamente podremos leer y memorizar.

Esta cualidad es la que entrenamos, y de la que nos servimos cuando leemos en muy poco tiempo la información, en una prueba de memoria rápida… Gracias a una velocidad de procesamiento muy elevada, podemos ver como los competidores con cierto nivel, son capaces de utilizar los casilleros mentales a velocidades de vértigo, llegando a memorizar por ejemplo 52 binarios en 1 segundo, o 18 decimales en 0,5 segundos (puedes ver las demostraciones en vídeo).

La Memoria a Corto Plazo. Es la capacidad de mantener fácilmente una pequeña cantidad de información, disponible durante un corto período de tiempo. Por lo general, la duración y la capacidad de recuperar un recuerdo a corto plazo, es da tan sólo unos pocos segundos.

Es comúnmente aceptado que somos capaces de almacenar 7 + 2 elementos en nuestra memoria a corto plazo. Pero como sabemos, podemos ejercitarla pudiendo llegar a ser capaces de memorizar muchos más ítems, incluso en menos de 1 segundo.

La Memoria No Verbal. Podemos definir esta habilidad cognitiva como la capacidad de almacenar y recuperar representaciones temporales de información visual, olfativa y espacial. La memoria verbal tiende a verse afectada por el daño a los centros del lenguaje del cerebro, por lo general en el hemisferio izquierdo. La no verbal puede ser relativamente afectada por un daño en el hemisferio derecho. La capacidad para recordar imágenes mentales durante un ejercicio de asociación mental a través de imágenes, es un ejemplo de cómo se trabaja esta habilidad a través de la memorización rápida.

La Memoria de Trabajo. Se refiere al almacenamiento temporal y a la manipulación de la información necesaria para tareas cognitivas complejas, tales como la comprensión del lenguaje, el aprendizaje y el razonamiento. La memoria de trabajo, generalmente se considera que tiene una capacidad limitada, requiere el almacenamiento y procesamiento simultáneo de información. Esta capacidad hace hincapié en la manipulación, en lugar del mantenimiento pasivo, de la información.

Para llevar a cabo las estrategias de memorización en una prueba de memoria rápida, a veces es necesario recoger primero la información visual, para posteriormente terminar de realizar asociaciones o conversiones con nuestros casilleros mentales, lo cual nos obliga a ejercitar nuestra memoria de trabajo.

La Inhibición. La inhibición es la capacidad de ignorar los estímulos irrelevantes o suprimir las reacciones innecesarias en el desempeño de una tarea. La inhibición supone la anulación deliberada de un acto, comportamiento o respuesta, de forma voluntaria y cuando éstos no son deseables. Por ejemplo, a veces tenemos que ignorar ciertos estimulas como ruidos del entorno, o incluso pensamientos, para concentrarnos en una tarea de memorización que estamos realizando…

El entrenamiento de esta capacidad nos ayuda a concentrarnos en las actividades relevantes sin tener en cuenta los estímulos perturbadores o distractores. Esto nos permite, por ejemplo, concentrarnos plenamente en alguna tarea, mientras la radio o la televisión están encendidas.

La Retentiva Visual. En este caso nos referimos a un tipo de memoria a corto plazo que nos permite ser capaces de retener durante un corto periodo de tiempo una pequeña cantidad de información visual – formas, colores, ubicaciones, o direcciones. La memoria visual a corto plazo permite la discriminación entre los objetos que captamos únicamente a través de la percepción visual.

Estamos entrenando esta capacidad en cada una de las pruebas de memoria rápida, ya que este tipo de pruebas se basan en la retención de números, figuras o matrices, en periodos de tiempo muy cortos, por lo que es necesario aprender a almacenar parte de la información visual para su posterior procesamiento.

La Atención Dividida. Es la capacidad de ejecutar con éxito más de una acción a la vez, prestando atención a dos o más canales de información. Cuando las personas realizan una serie de tareas en paralelo, se debe dividir su atención, lo que suele disminuir su rendimiento en cada una de las tareas. Los estudios sugieren que con la práctica se puede mejorar la capacidad para realizar varias tareas de forma simultánea.

La vida cotidiana a menudo nos exige dividir nuestra atención. Cuando conducimos, por ejemplo, podemos estar escuchando la radio mientras, a la vez, prestamos atención a la carretera. Al mismo tiempo, tenemos que estar atentos a lo que hacemos y a lo que hacen los demás, para desenvolvernos con fluidez y seguridad. En las pruebas de memoria rápida en ocasiones realizamos diferentes trabajos, y procesamos la información a distintos niveles de elaboración, esto nos obliga en muchos casos a estar realizando procesos o tareas paralelas.

El Tiempo de Respuesta. Es la capacidad de percibir y procesar un estímulo simple y responder a él. Todas las acciones se ven afectadas por nuestra velocidad de procesamiento. Un mayor tiempo de respuesta se traduce en una pobre ejecución de nuestras acciones, incluso las más simples.

Esta cualidad es especialmente importante cuando realizamos asociaciones mentales, ya que la información no solo debe ser almacenada, sino que se elabora en forma de imágenes mentales que hay que construir y entrelazar a gran velocidad…

Para mejorar nuestras capacidades, basta con que le dediquemos a un entrenamiento mental, unos 20 o 30 minutos al día. Entre el amplio abanico de posibles actividades estimulantes a escoger tenemos que tener en cuenta que no todas las actividades ni todos los entrenamientos mentales producen los mismos cambios a nivel cerebral. Debemos saber que las investigaciones  realizadas en este campo de momento son pocas, y muchas de ellas son poco concluyentes, por lo que actualmente no disponemos de una gran cantidad de datos sobre qué actividades son mejores para entrenar nuestro cerebro.

Desde Escuela de la Memoria te recomendamos que realicen un entrenamiento en memoria rápida, ya que en base a nuestra experiencia los resultados que puedes llegar a obtener, son muy positivos. Pero si además quieres trabajar en otras disciplinas, o eres una persona curiosa a la que le gusta ir probando diferentes ejercicios, te proponemos los siguientes deportes metales, o actividades estimulantes:

El Ajedrez. Sobre todo a nivel de competición podemos ver como los practicantes de esta disciplina muestran grandes niveles de Concentración, tienen una gran Capacidad de Planificación, y una excelente Memoria No Verbal, siendo capaces de recordar las posiciones de cada pieza concreta, y demostrando una gran capacidad de adelantar movimientos (siendo capaces de adelantarse en ocasiones hasta más de 20 movimientos para una jugada). La Velocidad de Procesamiento también puede mejorar, sobre todo en las partidas simultáneas o contra reloj (aunque quizás el tiempo no suele ser lo suficiente mente reducido para mejorar esta cualidad).

El Cálculo mental. Puede sernos muy útil si para mejorar nuestra Memoria de Trabajo (en cálculos aritméticos complejos), Concentración y Velocidad de Procesamiento (sobre todo si practicamos contra reloj cálculos rápidos).

La Meditación. Ha Demostrado ser una buena práctica para mejorar la Velocidad de Procesamiento Mental, la Atención Sostenida o Concentración, Inhibición, Además de potenciar nuestra memoria y dotarnos de unas mejores capacidades para la gestión emocional, entre otras cosas. Es una práctica muy recomendable para cualquier atleta mental, así como para personas que quieran mejorar su salud psicológica.

Resolver un Cubo de Rubik. La Velocidad de Procesamiento Mental, la Memoria No Verbal, la Memoria a Corto Plazo, la Planificación y la Memoria de trabajo pueden ser trabajadas a través de esta actividad. Existen muchas modalidades de competición y muchos tipos de cubos, pero cuando hablamos de un entrenamiento en este campo nos referimos a entrenamientos a nivel de competición, o al menos a contra reloj, buscando superar nuestros tiempos de resolución de los cubos, y mejorando nuestras estrategias. Otra de las ventajas es que la Coordinación de nuestras manos mejora considerablemente cuando comenzamos a bajar los tiempos y nos acercamos a un nivel de competición.

La Lectura Rápida. Podemos ver como nuestra Velocidad de Procesamiento Mental mejora a través de esta práctica. También podemos ver beneficiada nuestra Concentración, capacidad de Denominación y de Inhibición.

Récords mundiales en memorización de 1 baraja de cartas

Ya hemos analizado los récords de memoria rápida de las pruebas que hay en los campeonatos. También dijimos que el primer récord de memoria rápida registrado pertenece a Creighton Carvello, 18 decimales en 4 segundos el 25 de junio de 1997.

Sin embargo, hay una prueba de memoria rápida que se realiza en las pruebas de memoria de fondo, se trata de memorizar una baraja de cartas francesa. 52 cartas en un tiempo máximo de 5′. El primer registro de este récord se remonta al año 1991 y podemos decir que es el primer récord del mundo de memoria rápida del que se tiene constancia. El memorizador que inaugura esta interesante prueba, todo un fuera de serie, el 8 veces campeón del mundo de memoria: Dominic O’Brien. Otro día hablaremos de él pero entre los años 1991 y 2001 quedó el primero en los campeonatos de World Memory Championships.

Hay contabilizados 18 récords mundiales en la memorización de cartas entre los años 1991 y 2016. La mejora de tiempos es brutal, juzguen ustedes mismos.

Récords en la memorización de cartas

Fecha Memorizador Tiempo (s) Fuente
1991 Dominic O’Brien  149 Record Holders
1991 Jonathan Hancock  125 Record Holders
1992 Dominic O’Brien  55,62 Record Holders
1993 Mamoon Tariq Khan  44,62 Record Holders
1994 Dominic O’Brien 43,59 Record Holders
1994 Tom Groves 42,01 Record Holders
1996 Dominic O’Brien 38,29 Record Holders
1998 Andi Bell 34,03 Record Holders
2004 Andi Bell 32,9 Record Holders
2005 Ben Pridmore 32,13 Record Holders
19/8/2006 Andi Bell 31,16 Record Holders
2006 Ben Pridmore 31,03 Record Holders
2007 Ben Pridmore 26,28 Record Holders
31/7/2009 Ben Pridmore 24,97 World Memory Championships
2010 Simon Reinhard 21,9 Record Holders
16/9/2011 Simon Reinhard 21,19 World Memory Championships
23/5/2015 Simon Reinhard 20,438 World Memory Championships
03/7/2016 Alex Mullen 19,41 iam-stats
10/11/2016 Alex Mullen 17,69 Memoriad
04/12/2016 Alex Mullen 16,96 iam-stats

 

18 récords, 8 nombres y una rebaja considerable en el tiempo, ahora se tarda 7 veces menos en memorizar una baraja de cartas que hace 25 años.

 

[fusion_builder_container hundred_percent=»yes» overflow=»visible»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Dominic-OBrien
Dominic O’Brien
[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

TomGroves
Tom Groves
[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Andi-Bell
Andi Bell
[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

ben
Ben Pridmore
[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»no» center_content=»no» min_height=»none»]

Simon-Reinhard
Simon Reinhard
 AlexMullen

Alex Mullen

Acabamos con un par de vídeos de vídeos de la prueba, porque una imagen vale más que mil palabras:

Ben Pridmore:

 

El actual récord de Simon Reinhard:

El actual récord del mundo de Alex Mullen:

El actual récord del mundo de Alex Mullen, en 16,96»:

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=-qxOvKh7g_8&index=1&list=PLFzRsYN7jjxtbGEZQmlPN3bpU4qSkqBrU’]
Si tienes cualquier información de estos récords escríbenos. Y si quieres que pruebas tan alucinantes como esta se conozcan comparte esta entrada en las redes sociales.

Gracias!

*Actualización 8 de Agosto de 2016: Récord de 19,41 segundos de Alex Mullen

*Actualización 10 de Junio de 2017: 2 últimos récords de Alex Mullen[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

WhatsApp chat