Cómo tener una mejor memoria y desatar todo su potencial

A la mayoría de la gente le gustaría mejorar su memoria, pero piensa que aprender a memorizar requiere mucho trabajo y esfuerzo… Es cierto que si quieres tener una memoria muy superior a la media, necesitarás entrenarla y emplearle tiempo, pero cualquiera puede mejorar su capacidad para memorizar simplemente mejorando la técnica, y algunos hábitos cotidianos. Lee las siguientes recomendaciones, son fáciles de llevar a cabo, y pueden mejorar el rendimiento de tu memoria exponencialmente…

1. Usa las imágenes para memorizar

Cuando queremos recordar algo, ya sea un nombre, una lista de la compra, un número de teléfono… podemos mejorar nuestra retentiva si aprendemos a transformar los datos que deseamos memorizar en imágenes que podemos visualizar fácilmente. ¿Esto por qué ocurre?… Pues bien, parece que nuestra memoria a largo plazo funciona mejor cuando lo que debemos recordar son imágenes, ya que nuestro sistema visual (y también el olfativo), nos ayuda a generar asociaciones y a codificar la información con más detalle, y durante mucho más tiempo. Un estudio realizado por la Universidad de Arizona ha comprobado que la ‘auto-imaginación’ es una forma útil de mejorar el aprendizaje y posterior recuerdo de la información. Se trata de imaginarse a uno mismo en una situación o actuando de una manera particular asociada al significado de aquello que tenemos que aprender. Por ejemplo, si tengo que acordarme de comprar en una ferretería un martillo y un candado, sería algo así como imaginarse a uno mismo dándose con el martillo en los dedos, o estirando de una cadena con un candado gigante enganchado al final de la misma. Estas imágenes nos ayudarán a recordad los objetos, y además quedarán memorizadas a largo plazo.

2. Mantén una buena higiene del sueño

Dormir el tiempo suficiente, así como tener un sueño de calidad, es fundamental para que nuestro rendimiento cognitivo sea óptimo. Rebecca M.C. Spencer de la Universidad de Massachusetts publicó en 2013 una revisión sobre las bases neurofisiológicas del sueño, en la que explicaba cómo el sueño repercute sobre el funcionamiento de la memoria y la cognición. Según nos muestra esta revisión, dormir es un proceso importantísimo tanto para la consolidación de los recuerdos, como también para la selección de la información que deberá ser descartada u olvidada en los procesos del aprendizaje.

3. Haz deporte

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Médico de la Universidad Radboud, nos dice que el ejercicio físico influye en nuestros procesos de aprendizaje. De hecho los resultados de este estudio nos muestran que el ejercicio nos ayuda a fijar mejor en nuestra memoria, los nuevos recuerdos. Guillén Fernández, director de esta investigación publicada en la revista «Current Biology», nos dice lo siguiente: «nuestros resultados sugieren que una sincronización adecuada del ejercicio físico, puede mejorar la memoria a largo plazo, y destacan la práctica de ejercicio físico como una intervención a tener en cuenta en los centros educativos». Además Según Kirk I. Ericson  de la Universidad de Pittsburgh, en colaboración con un grupo de investigadores de distintas universidades norteamericanas, el ejercicio físico aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, lo cual conlleva mejoras en la memoria.

4. Practica meditación

La doctora Sara Lazar, neurocientífica del Hospital General de Massachussetts y de la Facultad de Medicina de Harvard, realizó un estudio en Boston, con la finalidad de comprobar si la meditación  y otras prácticas contemplativas como el yoga producían realmente algún tipo de modificación en el cerebro que pudiese tener un impacto sobre el aprendizaje. Concluyó que tanto que evectivamente este tipo de prácticas, pueden mejorar la memoria de los sujetos, y los procesos de aprendizaje. En este artículo puedes ver ampliada esta información.

5. Cuida tu alimentación

Por supuesto la alimentación puede afectar a nuestro funcionamiento cerebral. El chocolate es un alimento que es consumido habitualmente por competidores mentales, antes de una prueba o una competición, ya que se conoce que contiene ciertas sustancias que pueden ayudarnos a mejorar nuestros procesos mentales. Un curioso estudio publicado en febrero de 2013 en el British Journal of Clinical Pharmacology dice que un tipo de componente del cacao, concretamente los flavonoles, podrían estar relacionados con un mejor funcionamiento cognitivo, y un mayor rendimiento de la memoria.

6. Entrena tu memoria

Desde Escuela de la Memoria te recomendamos que trabajes tu memoria a través de entrenamientos específicos, ya que hoy en día sabemos que nuestro cerebro es tremendamente plástico, y tenemos la certeza de que mediante una práctica continua puedes desarrollar una supermemoria. En nuestra disciplina, la Memoria Rápida, se trabajada a través de ejercicios con el simulador speed-memory, y puedes mejorar tu memoria y obteniendo grandes beneficios a nivel mental. Si quieres aprender cómo debes trabajar esta disciplina para mejorar tu capacidad de memorización, puedes hacerlo en alguno de nuestros cursos de la mano de Miguel Ángel Vergara (Campeón mundial de Memoria Rápida) y de José María Bea (Maestro Internacional en Memoria Rápida).

7. Fomenta la curiosidad

El experto en neurociencia Charan Ranganath parece haber demostrado que la curiosidad prepara al cerebro para el aprendizaje y la memoria a largo plazo. Para ello realizó un estudio en el que a los participantes se les hacía una pregunta, y 14 segundos después se les mostraba un rostro de forma aleatoria. Se puedo comprobar que cuanto mayor interés generaba una pregunta, más se favorecía una mayor eficacia a la hora de recordar, ya que los sujetos no solo recordaban mejor la respuesta, sino que también el rostro de la foto que habían visto 14 segundos después de la pregunta. Por este motivo es interesante que aprendamos a sorprendernos y a ser curiosos…

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a saber mejor cómo puedes mejorar tu memoria. Ahora solo depende de ti cómo ponerlas en práctica y combinarlas para desarrollar una gran memoria. Estamos seguros que podrás conseguir una memoria prodigiosa si te lo propones.

Relación deporte y mente

Relación deporte y mente

Deporte y mente están íntimamente relacionados, hay muchos estudios que demuestran que el deporte provoca beneficios a nivel cerebral. Mejora de la memoria y del rendimiento tanto a corto como a largo plazo. Estos días de verano invitan a hacer algunos deportes o simplemente caminar, vamos a comentar los beneficios a los que apuntan algunos de estos estudios.

Estudios sobre deporte y mente

El Doctor Chuck Hillman, de la universidad de Illinois realizó un test con 20 estudiantes de unos 10 años. Después de hacerles caminar durante 20 minutos, aumentó su capacidad de atención, procesamiento y resultados en pruebas.

Aquí se muestra un escáner cerebral antes y después de caminar:

Actividad cerebral

Aquí y aquí tienes más detalles del experimento.

 

Un estudio realizado en la Universidad de Almería demuestra que hacer ejercicio mejora el funcionamiento cognitivo. El responsable del grupo de investigación, José Manuel Cimadevilla Redondo, asegura que caminar 2 ó 3 km al día mejora el estado físico y el cerebro.

Otro estudio de la Universidad Católica San Antonio de Murcia concluye que la práctica habitual de ejercicio físico tiene beneficios físico y psicológicos. El nivel de ansiedad y depresión entre las personas que practican deporte, según este estudio está muy por debajo de las personas sedentarias.

El neurocientífico Marc Roig, en la Universidad de Copenhague, presentó un estudio en la revista Plos One donde demuestra que «la actividad física intensa ayuda a consolidar mejor lo que se aprende y mejora la memoria a largo plazo». Aquí puedes ver más detalles.

La Universidad de Hardvard da 6 claves para ser feliz, una de ellas es practicar deporte, otra es meditar.

Pues con estas claves acabamos el artículo. No olvides seguirnos en Facebook para estar al día de todas las novedades.

Hasta pronto!

Memorias que curan

Los palacios de la memoria tienen muchas utilidades, no sólo para estudiar o almacenar una gran cantidad de datos de cara a las competiciones o para impresionar en un espectáculo. También sirven para curar.

¿A que os habéis quedado en el sitio? No os preocupéis, tened mente abierta y no seáis incrédulos pues al igual que la mnemotecnia se ha demostrado y explicado científicamente, las técnicas de intervención psicológica también funcionan, avaladas por el campo de la psiquiatría. Aquí sólo os explicamos una nueva forma de enfocar ambos métodos y que según experimentos llevados a cabo permite unir psicología y arte de la memoria.

Enumeremos primeramente lo que hasta ahora sabemos del arte de la memoria:

  1. Que mejora la memoria.
  2. Que ayuda a estudiar.
  3. Que ayuda en el día a día sea en casa o el trabajo.
  4. Que entrena el cerebro al usarlo de forma novedosa.
  5. Es divertido.

Por lo que vemos hasta ahí todo bien. Pero según una lista de estudios el arte de la memoria aplicado regular e intensivamente reduce el impacto de los efectos de la vejez sobre el cerebro. Incrementa la creatividad pues al acumular más conceptos en tu cerebro este tiene más ideas para barajar y combinar obteniendo en el proceso nuevas ideas. Mejora los casos de demencia senil temprana cuando se interviene con tácticas de memorización (tal y como Javier Moreno hace actualmente en sus talleres de Memoria en Toledo) o en casos de daño cognitivo o en estudios en los 70 se demostró que usar técnicas de memoria mejoraba el desempeño de personas con bajos niveles de inteligencia debido a múltiples factores genéticos o ambientales, permitiéndoles a una parte de ellos alcanzar la independencia del núcleo familiar.

Ahora con esta lista de hechos demostrados (abajo hemos recopilado artículos en la Red y de publicaciones científicas que contrastan y comentan el asunto) podemos demostrar que el arte de la memoria no sólo mejora en los cinco puntos citados sino que mejora la salud mental de la gente.

Ahora vamos con el siguiente concepto; en el año 2013 se realizo un experimento con 42 voluntarios aquejados con distintos grados de depresión todos ellos bajo terapia psicológica. (Recuerdo que por estructura médica sólo un psiquiatra en aliado con análisis médicos y test puede recetar farmacológicos para tratar una dolencia mental, un psicólogo interviene mediante la palabra).

Entonces a todos ellos se les sometió a una formación en dos fases, la primera parte consistía en enseñar a usar un palacio de la memoria y la segunda a almacenar buenos recuerdos en los puntos principales del recorrido a través de dicho palacio. Tras un tiempo se entrevisto a los pacientes, conclusión; en todos la condición psicológica mejoro ostensiblemente.

Entonces con material recopilado de diversas fuentes de consejo psicológico desde aquí propongo que todo el que lea este artículo obtenga lo que yo llamo “Caja de Herramientas Mental”.

 

Es un palacio de la memoria que nos construiremos para almacenar en los sucesivos puntos del recorrido a realizar técnicas de ayuda psicológica que nos puedan ser útiles en nuestro día a día.

Empezamos por la técnica descrita en el artículo contra la depresión, almacenaremos buenos recuerdos positivos en cada punto del palacio de memoria. Cuando necesitemos sentirnos más felices lo visitaremos, luego podemos crear otro palacio donde almacenar los pasos de técnicas de relajación progresiva de Jacobson (una técnica de relajación Cuerpo-Mente) o la Autógena de Schultz (mente cuerpo) así combatimos los nervios y tensiones. Que estamos estresados: Crear un palacio donde alojamos un lugar paradisíaco con nuestros temas o seres más queridos induciendo una escapatoria al estrés diario.

Para gente con mala circulación el usar visualización autosugestiva para mejorar la circulación periférica es posible. Pues mediante la técnica de imaginar que estamos exponiendo las manos ante una fogata se incrementa la temperatura de las manos entre uno y dos grados tras cinco minutos visualizarlo. Así que creamos un  lugar en nuestro palacio del la memoria donde alojamos una fogata en pleno verano.

 

Para incrementar la habilidad física o social en alguna actividad cotidiana como una conferencia, hablar en publico o hacer deporte desde la URSS en los años 70 nos viene el entrenamiento mental y consiste en repetir una y otra vez una actividad visualmente en nuestra cabeza hasta que sale perfecta y luego procedemos cuidadosamente a repetirla en el mundo real. Se recomienda proba mentalmente todas las posibilidades para mejorar la permanecer. Para ello usaremos un lugar de nuestro Palacio de la Memoria que hará las veces de gimnasio, pista de baile o circo o palco cual espacio mental para vencer inseguridades sociales, emocionales, físicas o empáticas.

Como podéis ver simplemente es aprender la técnica o procedimiento y luego almacenarlo en nuestro palacio de la memoria, con la practica-mental podemos lograr efectos sobre la mente y el cuerpo efectivos que nos ayuden psicologicamente y mejorando poco a poco con la práctica nuestra calidad de vida. Espero que pronto llenéis vuestras Cajas de Herramientas Mentales.

Un saludo y hasta la próxima.

 

MGB.

Enlaces a fuentes relacionadas:

 

http://www.spring.org.uk/2013/02/the-surprising-power-of-an-emotional-memory-palace.php

http://cpx.sagepub.com/content/early/2013/02/12/2167702612468111

http://www.neurorexia.com/2014/01/29/fighting-depression-with-a-memory-palace/

http://juser.fz-juelich.de/record/155914

www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC545200/

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3430800/

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC263881/

Memory Training Reduces Brain Atrophy

https://litemind.com/mental-sanctuary/

 

WhatsApp chat