Cuida tu memoria y después ella cuidará de ti

De las infinitas actividades que realizamos todos los días nos podemos preguntar ¿cuánto tiempo le dedico a estimular mi memoria?

Hemos hablado en varios artículos sobre la importancia de estimular la memoria pero me permitiré la licencia de hacerlo una vez más. En mi caso necesito que me repitan las cosas muchas veces y en una de ellas al final lo pillo, quizás no sea tu caso, pero por si acaso insisto 🙂

Nos pasamos el día haciendo cosas sin parar, al trabajo, al gimnasio, los amigos, juegos, familia… Le reservamos un tiempo para aquello que consideramos importante y vamos priorizando, pero te has parado a pensar en la importancia que tiene tu memoria. Quizás pensemos que es algo secundario y que es una capacidad que no es necesaria cuidar, por ese motivo pasa a un segundo plano, o tercero, o ni siquiera nos lo hemos planteado. Cuando somos jóvenes lo damos por hecho y parece que vamos a mantener nuestra memoria por siempre y que no hay que hacer nada. A medida que vamos avanzando en edad vamos percibiendo que ya no recordamos con tanta facilidad, cada vez nos va costando más retener información y las cosas se empiezan a olvidar cada vez más rápido. Si por algún motivo tenemos que volver a estudiar se nos empieza a hacer un mundo y lo que antes hacíamos sin esfuerzo ahora empieza a convertirse en algo tedioso y difícil. Vamos perdiendo capacidades a medida que envejecemos y si no hacemos nada por retardar este proceso sigue su curso.

La memoria la necesitamos para hacer cualquier tarea o actividad, es imprescindible en nuestra vida diaria por mucha ayuda tecnológica que tengamos. Aunque el calendar nos facilite los eventos y actividades, hay siempre una parte que depende de nosotros y que no debemos olvidar. Si tienes la lista de tareas y no te acuerdas de que hay que comprar no te sirve de nada; si tienes la lista, vas a comprar y no te acuerdas del dinero tampoco te sirve; si tienes la lista, vas a comprar, llevas el dinero y no recuerdas tu dirección tampoco te sirve. Es decir, por muchos recordatorios que vayamos añadiendo siempre necesitarás tu memoria en algún momento.  Parece un ejemplo sin importancia pero para cualquier cosa que vayas a realizar necesitarás tu memoria, e incluso para recordar que lo habías apuntado.

¿Y qué podemos hacer? antes de que empecemos a perder facultades es recomendable hacer algo y no esperar a que sea demasiado tarde. Igual que la persona que es sedentaria para mejorar su estado de salud se apunta al gimnasio, o decide correr un tiempo al día, o cualquier actividad que le guste. Lo mismo podemos hacer con nuestra memoria, empezar a realizar cualquier actividad que nos guste, en la que directa o indirectamente la estemos estimulando. Si la cuidamos ahora e intentamos mantenerla en forma, más adelante ella nos ayudará a cuidar de nosotros.

Muchas gracias por leernos, si piensas que le puede ayudar a alguien compártelo.

Feliz día.

 

El hábito de moda que destroza tu concentración

Hoy en día, la mayor parte de las personas tenemos un móvil. En una edad muy temprana se dispone de él para estar bien comunicados. Es un avance tecnológico que nos permite comunicarnos con fluidez, ahorra muchísimo tiempo en los trabajos, recibimos información y formación y podemos realizar tareas a un solo click que nos ayudan en el día a día. Hasta aquí todo bien y parece que solo se desprenden bondades de su uso.

Como lo utilizamos todo el día, a medida que lo usamos creamos un hábito mental. Nuestra mente se habitúa a mirarlo continuamente y cada vez la frecuencia aumenta. Además del wassapt, los motivos para mirarlo y las aplicaciones parecen no tener fin, facebook, instagram, twitter, y un infinito etcétera. Cuando nos aburrimos rápidamente acudimos a él sedientos de comunicación. Día a día vamos creando una tendencia en nuestra mente que parece normal y beneficiosa pero en realidad se ha convertido en el enemigo nº 1 de la concentración.  Y ¿por qué? Si todo el mundo lo mira todo el día y yo lo necesito para el trabajo, ¿Cómo me puede perjudicar?

Aquellos que entrenan su concentración y quieren mejorarla saben que cuando la mente está agitada con un montón de pensamientos no es posible alcanzar un nivel de concentración adecuado. No te sale nada, la tarea más sencilla se convierte en algo difícil porque estás disperso, empiezas una cosa y pasas a otra y al final no acabas ninguna, vamos saltando de una tarea a otra sin control alguno. Este mismo patrón es el que estamos desarrollando fuertemente al utilizar el móvil sin control. Como resultado nuestra mente no para, de un sitio a otro, y ¿qué ocurre cuando necesitamos concentrarnos para estudiar o aprender algo? Que nos resulta difícil, rápidamente perdemos la concentración y empezamos a pensar en otras cosas, leemos algo y tenemos que volver a leer porque aparecieron otros pensamientos que nos robaron la concentración que habíamos conseguido. No estamos tranquilos en ningún momento; recuerdo en un curso que había una persona a mi lado inquieta que se movía mucho y le pregunté «¿qué te ocurre? ¿no estás aprovechando el curso?» Y me dijo: “ya, es que ahora tengo que mirar el wassapt y me habrán llegado un montón de mensajes.” Esta vorágine de comunicación nos genera ansiedad y tensión, estamos inquietos buscando nuestra dosis de móvil, hasta que no lo miramos no se reduce nuestra ansiedad, igual que las personas adictas necesitan su dosis de droga.

El uso controlado del móvil nos ayuda en nuestra vida y si lo miramos en momentos puntuales del día se convierte en un amigo, pero si abusamos de él y pasa a controlarnos a nosotros se convierte en un enemigo. Tú decides ?

Muchas gracias por leernos, si piensas que le puede ayudar a alguien compártelo,

Feliz día.

Cómo aprender de memoria el código civil

En este vídeo te explicamos cómo aprender de memoria el código civil. Muchas gracias por ver este vídeo, esperamos que te sirva de ayuda. Si quieres aprender más sobre memorización literal, matricúlate en nuestro curso online Memorización Literal Acelerada

Memorización Literal Acelerada

Feliz día 🙂

Visita nuestra página de cursos online.

Resultados rápidos

A veces, debido a las prisas, queremos resultados rápidos y empezamos a estudiar el temario directamente porque pensamos que de otra forma estamos perdiendo el tiempo.

Como buscamos resultados rápidos lo más directo es leer el temario y ya está. Cuando nos ponemos directamente a estudiar el temario sin preparar nada los resultados son a corto plazo, por lo general duran un día. Al día siguiente se nos olvida. Si tenemos en cuenta la curva del olvido sabemos que la mayor parte de la información se pierde al día siguiente de haber estudiado algo. Por lo tanto, esta forma de estudiar sin preparar nada hace que olvidemos con facilidad y que después tengamos dudas.

Puede parecer que realizar las fases del estudio como subrayar, resumir, mapas mentales.. es lo más lento, pero en realidad es lo más rápido y efectivo. Si no lo hacemos andamos perdidos por el temario, sobre todo cuando tenemos temarios extensos. Aunque lo sabemos, a la hora de llevarlo a la práctica nos cuesta y es normal. No estamos acostumbrados y cuando realizamos los resúmenes, por ejemplo, dedicamos mucho tiempo al principio por lo que tenemos la sensación de pérdida de tiempo. Al no ver los resultados inmediatos, nos desanimamos y acabamos haciendo lo de siempre.

También ocurre al realizar asociaciones mentales. Al principio nos cuesta y nos lleva tiempo crearlas. No nos damos cuenta de que es un proceso normal de aprendizaje y hasta que no se realiza repetidas veces y te familiarizas con él no lo realizas de forma fluida y rápida. Como todo aprendizaje requiere esfuerzo, no es algo automático, ni podemos esperar resultados mágicos en un minuto. Si perseveramos y nos familiarizamos con las técnicas adecuadas compruebas que ha merecido la pena la inversión de tiempo que te ha llevado aprenderlas porque después la rapidez y seguridad que te ofrecen es superior a la que tenías antes.

Desde aquí te animamos a que inviertas tu tiempo en prepar bien el temario y utilices las herramientas adecuadas en función del tipo de examen que tengas, esto no te asegura el éxito al 100% pero te acerca bastante.

Muchas gracias por leernos, si piensas que le puede ayudar a alguien compártelo.

Feliz día

 

Detecta las ideas principales para resumir

Cuando vamos a resumir es habitual tener dudas sobre qué incluir y qué descartar.

Lo primero es tener en cuenta que en cada párrafo hay una idea principal. ¿Qué es la idea principal? aquella que expresa lo fundamental del párrafo, es decir, lo importante. Por lo general cada párrafo contiene una idea principal y otras secundarias que nos ayudan a comprender o desarrollar la idea principal.

Para realizar un resumen de forma adecuada debemos de saber identificar estas ideas principales y descartar las secundarias porque si no lo hacemos el resumen pierde su efectividad. A veces por miedo a olvidar lo incluimos todo en el resumen pero de esta forma desaprovechamos las ventajas del resumen y olvidamos que las ideas secundarias se quedan en el temario original. Este error común se debe a que no aplicamos bien las fases del estudio y las mezclamos todas. Las ideas secundarias las iremos aprendiendo y controlando con los repasos que realizamos en el temario original.

¿Dónde puedo encontrar la idea principal? Hay 3 opciones, pueden estar al principio, hacia la mitad o al final del párrafo.

Por lo general suele estar al principio y las frases que vienen a continuación dan una explicación de la misma. Se trata de leer con atención y captar el significado de las frases, cuando te das cuenta de que explican una idea se trata de ideas secundarias, y la frase de la que hablan la idea principal. Lo entenderemos mejor con un ejemplo:

Podemos considerar a los seres vivos  como máquinas maravillosas que son capaces de desarrollar sus funciones vitales gracias a la aportación externa de energía. Del mismo modo que un coche necesita gasolina para que su motor funcione, los seres vivos necesitan energía para que funcione su metabolismo y así desarrollar sus funciones. Pero no todas las formas de energía que existen en el Universo pueden ser aprovechadas por los seres vivos, de modo que cada ser vivo utiliza un tipo concreto y diferente de energía.

Si te fijas, la idea principal se encuentra en la primera frase: los seres vivos son capaces de desarrollar sus funciones vitales gracias a la aportación externa de energía. El resto de contenido habla sobre esta idea y ayuda a que la comprendamos. Por lo tanto en el resumen únicamente incluiríamos esta frase, nada más, el resto se queda en el temario original para profundizar en él cuando realicemos los repasos.

Presta atención cuando vayas a realizar el resumen y detecta estas ideas principales, te ayudarán a tener un mayor rendimiento.

Gracias por leernos. Si quieres dar un gran paso en tu sistema de estudio, descarga aquí nuestro eBook gratuito Recetas para estudiar mejor.

Feliz día.

WhatsApp chat