¿Cómo calmar el estrés y los nervios?

Estrés vs memoria

El estrés es sin duda el peor enemigo de tu memoria. En este artículo te voy a explicar por qué la ansiedad y los nervios afectan a tu memoria, además te voy a ayudar para que puedas calmar el estrés y le pongas remedio si estás pasando por un momento así.

Soy Manuel Pérez, psicólogo especializado en el alto rendimiento mental e instructor de escuela de la memoria y estoy seguro de que ya has oído hablar otras veces sobre que el estrés es perjudicial para tu memoria, incluso es posible que en algún momento durante un examen o test te hayas quedado en blanco y hayas sentido que toda la información que tenías en tu mente se había esfumado… Todo por culpa de los nervios.

Sabemos que el estrés perjudica gravemente el rendimiento de nuestra memoria, especialmente en episodios de estrés crónico.

Los mecanismos de estrés tienen mucho sentido para nuestra supervivencia ya que nos activa físicamente y nos pone en alerta mentalmente. El objetivo final de nuestras preocupaciones, de nuestra ansiedad y de nuestros nervios es que seamos capaces de detectar nuestras amenazas y  garantizar nuestra supervivencia.

Por esto mismo, cualquier actividad mental que no sea imprescindible o relevante para nuestra supervivencia se ve afectada en estas situaciones.

Es notable ver como las personas que tienen unos altos niveles de estrés tienen dificultades para tomar decisiones, relacionarse con otras personas y por supuesto tienen problemas en su memoria.

¿Pero qué podemos hacer si tenemos unos niveles de estrés altos o si en algunas situaciones nuestros niveles de estrés se disparan?

Cómo regular tus niveles de estrés

Voy a compartir contigo un procedimiento que en solo cuatro pasos que te va a ayudar a calmar el estrés que tengas en un determinado momento.

Número 1: vacía tu mente. Intenta dejar de lado todos los juicios valorativos relacionados con la situación con tus síntomas o contigo mismo. Si consigues desprenderte de esa actitud juiciosa y simplemente mantienes una actitud comprensiva y amable hacia ti mismo es mucho más fácil que consigas gestionar tus nervios.

Número 2: observa tu cuerpo. Fíjate con detalle en cuáles son los síntomas más importantes del estrés. Solamente observa por unos segundos sin intentar modificar nada, únicamente intenta comprender cómo se encuentra tu cuerpo.

Número 3: respira. Observa tu respiración y déjala fluir. No intentes forzarla, solamente obsérvala y verás como la respiración poco a poco va cambiando hacia una respiración más relajada. Deja que el cambio se produzca de forma natural

Número 4: acepta la situación. Mientras respiras, acepta tus sensaciones y acepta la situación en la que te encuentras. Cuanto más intentes evitar tus síntomas, pensamientos o emociones, mayor será tu nivel de estrés así que intenta mantener una actitud abierta aceptando la situación y aceptando todo lo que engloba esa experiencia.

Si sigues estos cuatro pasos y los trabajas con frecuencia, aprenderás a regular tus nervios y tu ansiedad.

Si por otro lado quiere realizar una práctica más completa, paso a paso, que te enseñe cómo tienes que calmar el estrés, te voy a dejar aquí un vídeo muy interesante que debes probar.

Y como siempre, si estas estudiando o preparándote para unas oposiciones y quieres mejorar tu memoria y tener un alto rendimiento en tus estudios, empieza por descargar y poner en práctica nuestras recomendaciones en nuestro eBook Recetas para estudiar mejor.  

Cómo organizarte para estudiar mejor

Cuando te preparas para una oposición o un gran examen seguro sientes que se te echa el tiempo encima. Muchas personas se agobian y parece que no les alcanza el tiempo aunque le dediquen mucho tiempo a su temario. Por eso para rendir mejor es importante organizarte para estudiar y así sacar el máximo provecho a tu tiempo.

Si tú estás en una situación de agobio por tus temas por estudiar, no te preocupes pues hoy te enseñaremos como organizarte mejor.

Si estas en una situación en la que sientes que te falta tiempo para estudiar y esto te genera ansiedad y estrés, ¡no tienes la toalla!

Lo más probables es que todas estas malas sensaciones vienen porque no sabes cómo organizarte para estudiar del todo bien. Déjame que te pregunte algo: ¿has probado a plantearte objetivos del tipo voy a estudiar dos temas al día? o del tipo ¿voy a estudiar cuatro temas por semana?

Si la respuesta es sí, pues lo estás haciendo mal.

«Todas estas malas sensaciones vienen porque no sabes cómo organizarte para estudiar del todo bien».

Si aún no tienes un ritmo de estudio constante no deberías plantearte este tipo de objetivos porque son los que te están hundiendo. A este tipo de objetivos les llamamos objetivos por contenidos y son los que te dicen cuánto tienes que avanzar cada día.

Cómo aprovechar mejor el tiempo

Pero ¿cuál es el problema aquí?

El problema es que habitualmente no somos capaces de cumplir los objetivos por contenido y esto nos provoca agobio, estrés, frustración y desmotivación. Y las veces que si somos capaces de cumplirlo, lo hacemos pero estudiado de una manera superficial sobre el temario, lo cual nos lleva a olvidar todo lo que hemos estudiado rápidamente.

Entonces ¿qué debes hacer?

Primero tienes que conseguir tu hábito de estudio. Para esto tendrás que plantearte objetivos por tiempo.

Estos objetivos tienen que ser muy concretos.
Por ejemplo, cada día voy a estudiar dos horas dedicándole una primera hora a seleccionar la información de mi temario a través del subrayado y una segunda hora para hacer una memorización de lo que he seleccionado y un repaso de lo que he visto días anteriores.

«Primero tienes que conseguir tu hábito de estudio. Para esto tendrás que plantearte objetivos por tiempo».

Dedicándole media hora a cada tarea, este sería un buen objetivo y un buen ejemplo de objetivo de tiempo. De esta manera al ser tan específico con los tiempos te va a acabar permitiendo rendir muchísimo más.

Pero si aun así crees que vas a tener dificultades para cumplir este tipo de objetivos te recomiendo que veas esta entrada donde aprenderás como evitar los bloqueos mentales.

Así que te recomiendo que a partir de ahora te plantees los objetivos por tiempo, al menos hasta que consigas tener un buen hábito de estudio y un buen ritmo en tus sesiones de estudio.

Hasta entonces no te recomendaría que te enfoques en la cantidad de contenido que estudias cada día o cada semana porque esto te puede generar agobios, estrés y te puede generar la suficiente desmotivación como para que quieras tirar la toalla.

Ya ahora si quieres empezar tu camino para convertirte en un estudiante de élite, descarga aquí nuestro eBook Recetas para estudiar mejor.

Espero te haya gustado esta entrada y te sirva para organizar mejor tus estudios.

Cómo estudiar medicina de la mejor manera

Doctor de brazos cruzados.

Muchas personas piensan que las carreras científicas relacionadas con las ciencias de la salud son muy complicadas, sin embargo desde mi punto de vista, lo relevante en estos casos es saber como estudiar este tipo de carreras. Las dificultades que encontramos al estudiar anatomía, farmacología, endocrinología, bioquímica celular, etc. están relacionadas principalmente con la falta de herramientas para la memorización del temario. Así que quiero darte unas recomendaciones sobre como estudiar medicina.

Habitualmente el principal obstáculo tiene que ver con la dificultad que entraña tener que memorizar una gran cantidad de datos puros sin tener los recursos o estrategias metacognitivas ideales para hacerlo.

Por lo general estas carreras suelen tener dos tipos de asignaturas:

  1. Asignaturas de comprensión y memorización. Dentro de las cuales podemos encontrar la mayoría de las asignaturas englobadas en la carrera, con conocimientos teórico-prácticos relacionados con las ciencias naturales, deontología, cuadros clínicos, tratamientos, biología…
  2. Y asignaturas de razonamiento y aplicación práctica. Como estadística, diseños de investigación, química, física, psicometría…

Para estas últimas no existe ningún misterio, la mejor forma de prepararse es a base de trabajos prácticos y el repaso para la consolidación de los conocimientos teóricos sobre las normas y reglas matemáticas y estadísticas que rigen estas materias. Suelen ser asignaturas que los estudiantes odiamos o se nos atragantan, ya que en muchos casos no estamos tan acostumbrados a trabajar de una forma práctica, como teórica.

Bueno llegados a este punto podemos preguntarnos ¿qué puedo hacer para mejorar mis capacidades mentales para estudiar una ciencia de la salud? Pues bien… atiende a estos sencillos consejos y principios básicos que pueden marcar la diferencia.

1- Estudia en sesiones fragmentadas por tareas

Lista de tareas

Ten en cuenta todas las tareas que debes realizar para poder asumir y trabajar correctamente un temario. Comienza enumerándolas y trazando el plan de estudio. Por ejemplo, puede que tengas que realizar todas estas tareas: lectura del tema, selección de la información, elaboración de mapas mentales, resumen o apuntes sintéticos, asociación y memorización de los datos puros, repasos estratégicos y aplicación práctica en exámenes y test…

Una vez que sabes cuales son las tareas que vas a realizar con tu temario, divide tu sesión de estudio en bloques de tiempo dedicados a cada una de ellas. no conviene que leas todo el temario, posteriormente selecciones toda la información, etc… este proceso será mucho más largo y menos productivo, porque no estarás aprovechando los repasos estratégicos y la información se desvanecerá antes de que puedas consolidarla en la memoria con cada tarea.

2- Realiza descansos periódicos

En un estudio se concluyó que la media de tiempo que es necesario para que la mayoría de personas comencemos a mostrar síntomas de cansancio y dificultades de aprendizaje, es de 25-30 minutos. Por tanto, para estudiar mejor hay que realizar pequeñas sesiones de estudio intensivo intercalado con descansos de 5 minutos y distracciones programadas de 15 o 20 minutos.

El método Pomodoro nos ayuda mucho en este sentido, permitiéndonos tener nuestra mente concentrada y alerta durante toda la sesión de estudio.

3- Dibuja tus propios mapas mentales

Mapa mental

Un mapa mental nos ayuda a organizar y estructurar la información de manera adecuada, además de ayudarnos a memorizar, relacionar, y situarla información de una forma mucho más efectiva. También nos resulta útil a la hora de planificar el estudio de un tema, ya que nos proporciona información sobre la cantidad de temario que debemos estudiar, y nos permite calcular de forma más precisa, cuánto tiempo debemos dedicarle a cada parte.

Para realizar mapas mentales con eficacia puedes incluir información visual a través de dibujos sencillos y fotos. Es recomendable hacer un borrador en sucio y posteriormente rediseñarlo con toda la información ya incluida y limpiamente estructurada.

4- Utiliza técnicas

1. Asociación

Existen diferentes formas de memorizar a través de asociaciones, como los acrónimos, asociación de imágenes, fichas asociativas, etc. 

Quiero añadir añadir que muchos datos que queremos memorizar no pueden ser visualizados de una forma claro o coherente, por lo que tendremos que aprender a utilizar casilleros mentales y estrategias de sustitución, con las que podremos memorizar cualquier dato por complejo que sea.

2. Casillero Mental

Un casillero mental  es una lista de palabras o imágenes que corresponden a una serie de números. Esto nos hace mucho más fácil la memorización de fechas, cantidades y posiciones…

Te muestro aquí una conversión muy utilizada:

1 = t Por similitud gráfica.
2 = n Porque la “n” tiene dos “patitas”.
3 = m Porque tiene tres “patitas”.
4 = c Porque la palabra “cuatro” comienza por “c”.
5 = l Ya que la “L” en números romanos simboliza la cantidad de 50.
6 = s Porque la palabra “seis” comienza por “s”.
7 = f Por similitud gráfica.
8 = ch Ya que la palabra “ocho” contiene este conjunto.
9 = b/v Yaque la palabra “nueve” contiene este sonido.
0 = r Ya que la palabra cero contiene esta letra.

Utilizando este sistema podremos memorizar cantidades numéricas. Por ejemplo, si queremos memorizar el nivel normal de la hemoglobina en las mujeres, que es 12 a 15.5, podemos convertir el 12 en una TiNa y el 15.5 en una ToaLLa. 

Luego nos quedaría crear una historia mental en la que relacionemos una mujer con buena salud (con una hemoglobina normal), que se va a bañar en una Tina y que luego se seca con una Toalla.

Gracias al casillero mental podemos memorizar múltiples datos numéricos como porcentajes, fechas, proporciones o referencias de dosis, etc. 

3. Palacio de la Memoria

Un palacio mental o palacio de la memoria, es un lugar imaginario que conocemos perfectamente y podemos recorrer en nuestra imaginación observándolo con todo lujo de detalles.

En este lugar mental podemos introducir información y distribuirla por diferentes rincones o habitaciones. Lo mejor es que podremos recordar a largo plazo lo que memoricemos de esta manera.

Esta herramienta es muy útil para memorizar cuadros clínicos o diagnósticos o criterios para diagnósticos diferenciales. También podemos memorizar anatomía, farmacología, hormonas, etc.

Gracias a estas recomendaciones y al trabajo integral realizado en los cursos de Escuela de la Memoria, muchos de nuestros alumnos obtienen grandes calificaciones en sus carreras y oposiciones, como es el caso de nuestra alumna Elena Francés, que en su oposición de Medicina de Familia… ¡Se quedo la primera! Y por este motivo decidimos hacer este post… Puedes ver el testimonio de Elena aquí.

También te comparto un vídeo sobre un ejemplo práctico que tuvimos con uno de nuestros alumnos.

Con escuela de la memoria podrás conseguir las habilidades necesarias para poner tu mente a punto. Puedes empezar descargando nuestro eBook gratuito para estudiar mejor AQUÍ.

Espero te haya gustado este post.

Se más INTELIGENTE mejorando tu memoria

Como ser más inteligente

Hoy te voy a contar como puedes ser más inteligente mejorando tu memoria.

Cómo psicólogo especialista en el alto rendimiento mental, sé que seguramente habrás oído mucho hablar sobre lo irrelevante que es memorizar si podemos consultar todos los datos que necesitamos.

Y es que hoy en día tenemos más facilidades que nunca para poder acceder a toda la información que queramos sin necesidad de memorizarla. Podemos tenerla en nuestro móvil y esto es bueno hasta cierto punto.

¿No tener que memorizar nos puede perjudicar?

Esta es una pregunta muy interesante y la respuesta es un depende.

Depende de lo importante que sea esa información para ti y para el desempeño de tu trabajo. No pasa nada por tener registradas todas tus obligaciones en tu móvil o una agenda, de hecho esto es beneficioso para ti ya que libera tu mente de esa carga mental.

Memorizar los datos importantes para tu campo de estudio sí es fundamental. Me gustaría que pienses en una persona cualquiera que tenga en su mano un manual de medicina ¿tiene la capacidad de hacer un diagnóstico? o ¿una persona cualquiera con un par de manuales puede interpretar correctamente una ley?

La respuesta es que no.

Un médico al igual que un abogado o cualquier otro especialista necesita tener toda esa información especializada en su cabeza para poder conectar ideas y utilizar la información de forma correcta.

Seguro te estás preguntando que tiene que ver todo esto con la inteligencia. Hay varias formas de conceptualizar la inteligencia, una de ellas reconocida en el campo de la psicología hace una distinción entre inteligencia fluida e inteligencia cristalizada.

Inteligencia fluida e inteligencia cristalizada.

La inteligencia fluida es aquella que te permite resolver los problemas que se presentan en tu vida para los cuales no tienes una información o una experiencia previa. O sea que para resolver estos problemas tienes que utilizar directamente tu capacidad para razonar deducir y para ser creativo.

La inteligencia cristalizada es aquella que te permite tomar mejores decisiones, realizar mejores juicios y valoraciones en base a toda esa información que ya tienes en tu memoria. Por lo tanto, todo lo que aprendemos nos ayuda a ser más inteligentes ya que nos permitirá tomar decisiones en el futuro más apropiadas.

Y es que gracias a toda la información que vamos almacenando seremos capaces de tomar mejores decisiones.

Por supuesto si lo que quiere es mejorar tu capacidad para memorizar, estás en el lugar apropiado, sigue formándote con nosotros y descarga YA este espectacular eBook que te hemos preparado para estudiar y aprender mejor.

Un saludo y nos vemos en la siguiente entrada.

Motivación para Estudiar. CREA EL HÁBITO DE ESTUDIO.

motivación-para-estudiar

¿Te frustras cada vez que vas a estudiar?, ¿no consigues los resultados que estás buscando y necesitas más motivación para seguir estudiando?

Quiero que leas esta entrada pues te voy a develar una gran verdad. Tu peor enemigo eres tú.

Has estado buscando responsables ahí fuera, pero tu peor enemigo no es el sistema educativo, no son tus padres ni las personas que te rodean. La dura realidad es que te escusas, pospones tus actividades de estudios, dependes de tu motivación o mejor dicho, de tu energía.

Esto se convierte en tu enemigo número uno.

Porque de la tv puedes escapar, del móvil puedes escapar, pero de tu mente no puedes escapar.

Debes romper cuanto antes este marco psicológico que te hace evadir tus responsabilidades. Elimina por completo la creencia de que necesitas la motivación o energía para tener un buen rendimiento. Si dependes de la motivación para estudiar, solo serás su esclavo.

Si has llegado a este blog  en busca de motivación para a estudiar, has llegado al lugar equivocado. En Internet vas a encontrar muchos vídeos y muchas frases motivacionales que lo que hacen es darte energía momentánea, energizarte y pensar que te puedes comer el mundo, pero poco a poco esto se acaba y vuelves al mismo punto.

 Uno de los mejores vídeos que he visto sobre este tema de la verdadera motivación es el de Imparable.Tv Tu no necesitas motivarte, tú necesitas disciplina.

Lo mejor que alguien te puede decir sobre la motivación es que actúes sin importar cuál sea tu nivel de energía porque la motivación se crea y se construye.

Debes entender la motivación como tu capacidad de construir el hábito de actuar y no de un estado mental que te condiciona.

Y si, por su puesto, tu entorno te ha influido y probablemente te ha limitado en muchos aspectos pero deja de buscar responsables ahí afuera. Solo con la inversión de tu tiempo y esfuerzo y una mentalidad adecuada, podrás conseguir tus objetivos. Supera tus barreras mentales, olvídate de tu edad, tu inteligencia o el tiempo que llevas sin estudiar. Responsabilízate de tus acciones y por tus resultados.

Si lo haces cambiará tu manera de pensar, tendrás una nueva mentalidad y una forma diferente de entender tus problemas al estudiar porque con esta forma de pensar tus problemas se transforman en retos, en algo que puedes controlar, trabajar y mejorar. Así que no te conformes con tu mentalidad actual y tu forma de hacer las cosas. Solo los inconformistas construyen resultados extraordinarios.

Deja de buscar la motivación y los culpables de tus resultados afuera y empieza a construir el hábito de actuar como si estuvieses motivado.

Ahora inconformista, te hemos preparado un eBook para que desarrolles los hábitos para estudiar mejor. Descárgalo Ya. ¡Ya verás cómo tus resultados mejoran enormemente!

¿Qué es la memoria Eidética?

¿Te has cansado de estudiar y olvidar todo lo que has visto en tan solo un par de días? ¿Quieres preparar tus exámenes más rápido y con mayor seguridad, retener todos los datos a la primera y ahorrar muchísimo tiempo? Entonces es perfecto porque hoy te voy a contar cómo funciona la memoria eidética y qué puedes hacer para mejorar la tuya.

Pero antes de empezar con las explicaciones voy a poner a prueba tu memoria para saber si ya tienes una supermemoria.

Una memoria eidética es prácticamente una supermemoria que le permite a aquel que la posee recordar prácticamente cualquier detalle de su vida o cualquier cosa solo con haberla experimentado por muy poco tiempo.

Hagamos la prueba, mira esta imagen  por 2 segundos.

¿La has visto bien? Perfecto pues déjame hacerte 2 preguntas, pero antes te recuerdo algo:

»Una memoria e Eidética es prácticamente una supermemoria que le permite a aquel que la posee recordar prácticamente cualquier detalle de su vida o cualquier cosa solo con haberla visto por muy poco tiempo. »

Ahora vienen las preguntas:

¿Qué hora marcaba el reloj de la imagen?

¿Difícil verdad?

Y si te pregunto ¿Cuántas agujas tenía el reloj? ¿podrías decirlo?

Bueno es posible que no hayas prestado la suficiente atención.

Este blog está hecho para poner en forma tu memoria y para estudiar a toda velocidad.
Bien si no has conseguido responder las preguntas ¿cuál es la explicación? ¿cómo es posible que no fueses  capaz de recordar los detalles que has visto en la imagen recientemente? pareciera que de toda la información solo se grabó lo que tu mente le parecía interesante y lo demás lo desecho.

Bien pues vamos al punto. Si no has conseguido recordar los detalles de la imagen es porque no tienes una memoria y eidética pero no te preocupes.

Estoy seguro de que alguna vez has escuchado hablar sobre la memoria e Eidética o hipertimesia,  si no al menos has conocido en películas y series algunos personajes con este tipo de memoria prodigiosa como Sheldon Cooper o Spencer Reid, pero ¿es esto cierto? ¿Acaso puede una persona recordar todo lo que le ocurre? y si es así ¿podemos desarrollar una memoria eidética nosotros que no hemos nacido con este don? Bueno pues vamos a responder a todas estas preguntas.

¿Es posible la memoria eidética?

Imagínate lo fantástico que sería poder estudiar cualquier cosa sin importar la dificultad o su extensión y retener el cien por cien a la primera.
Efectivamente la memoria eidética es posible. En la literatura científica existen muchos casos bien documentados de personas que son capaces de recordar prácticamente cualquier detalle de su vida por insignificante o irrelevante que parezca, habiendo personas capaces de recordar todo lo que ha vivido reteniendo las fechas, los días de la semana y otros muchos detalles, como que actividades hacía ese día, que vestía o que comía.

Esto es absolutamente impresionante, sin embargo por desgracia a pesar de tener una gran memoria estas personas también suelen tener grandes limitaciones.
De hecho su flujo de pensamiento se suele ver afectado por un bombardeo constante de recuerdos y también sus capacidades creativas se suelen ver mermadas.

El caso más increíble de todos es el de Kim Peek considerado la máquina humana de aprendizaje más potente que probablemente haya existido jamás.

Kim murió hace ya unos años en 2009 y era capaz de memorizar cualquier dato que hubiese leído, cualquier canción que hubiese escuchado y cualquier situación que hubiese vivido. Recordaba todo lo que había leído con una memoria completamente fotográfica.
Podía decir todas las ciudades que hay en EEUU, sus carreteras sus códigos de área y códigos postales, sus canales de televisión y sus condados. Por si fuese poco también era capaz de leer más rápido que cualquier persona entrenada del mundo ¡acercándose a las 25 mil palabras por minuto! siendo capaz de leer una página con cada ojo completando las dos páginas en menos de diez segundos.

Esto es lo más cercano que un ser humano ha estado nunca de algo parecido.
Sin embargo a pesar de su genialidad, Kim Peek también mostraba grandes problemas intelectuales y cognitivos, algo que le hacía totalmente dependiente. También un rasgo típico de los llamados Savants, individuos con capacidades extraordinarias y totalmente fuera de lo común, sin embargo con grandes problemas cognitivos o trastornos psicológicos.

Al tener una gran memoria, estas personas también suelen tener grandes limitaciones.

De hecho su flujo de pensamiento se suele ver afectado por un bombardeo constante de recuerdos y también sus capacidades creativas se suelen ver mermadas.

Vale ahora vamos a lo que te interesa ¿podemos los simples mortales desarrollar nuestra memoria hasta estos límites? Seguro que también conoces a otros personajes con grandes capacidades memorísticas como Sherlock Holmes o Patrick Jane el mentalista estos personajes no tienen una memoria eidética, tampoco son Savants y sin embargo son capaces de memorizar grandes cantidades de información en un parpadeo justo lo que tú necesitas.

Y ¿cómo lo hacen?

Sé que ahora estás esperando un consejo fácil y sencillo, un truco que cambie por completo tu forma de estudiar en un chasquido de dedos.

Bueno pues en realidad la respuesta sí que es muy fácil y sencilla de implementar ¿cómo lo hacen? pues utilizando técnicas de memorización. Las técnicas te permitirán memorizar a toda velocidad cualquier temario estructurando y organizando toda la información en tu memoria.

En nuestro blog tenemos bastante información sobre técnicas de estudio y memorización para no olvidar nada de lo que pase por tus manos. Concretamente te recomiendo este programa de lectura rápida para que compitas con la velocidad de Kim peek o este para que desarrolles una Supermemoria como Sherlock Holmes

Si quieres que sigamos profundizando aún más en estos temas déjanos alguna sugerencia en la sección de comentarios. También te invitamos a pasar por nuestro canal de YouTube y nuestro Podcast

¡Hasta pronto memorión!   

Bloqueo Mental Para Estudiar ¿Qué Hago Si No Puedo Estudiar?

bloqueo mental para estudiar

En este post queremos que rompas tu bloqueo mental para estudiar.

Aunque no lo creas a muchos estudiantes les ocurre igual que a ti, intentan estudiar y avanzar… pero se encuentran totalmente bloqueados. Hoy vamos a ver 7 recomendaciones fundamentales para romper este bloqueo, empezamos.

Soy Manuel Pérez de escuela de la memoria. A menudo me encuentro con estudiantes que tienen este problema… no son capaces de avanzar a pesar de intentarlo y dedicarle tiempo al estudio. La frustración y el estrés que sufren son enormes.

Lo peor de todo es que esta situación les hace dudar de ellos mismos y de sus capacidades, y no saben qué en realidad es una problemática muy común, y que hay muchísima gente en esa misma situación.

Quiero ayudarte a romper ese bloqueo y para hacerlo puedes poner en marcha 7 principios sencillos que mejorarán tu productividad:

1.- Deslocalización. Deja de estudiar dónde lo estás haciendo, si por ejemplo, estudias en casa ves a una biblioteca y cambia de ambiente por completo. Aunque no te parezca relevante tu entorno te puede estar influyendo negativamente…  es muy probable que tu mente esté condicionada en ese contexto… así que para comenzar a rendir te recomiendo que cambies el contexto… más adelante, cuando ya tengas un ritmo productivo podrás volver a estudiar dónde lo hacías al principio.

2.- Centra tus metas en el tiempo para después centrarlas en el temario. Al principio no te preocupes demasiado por tu avance, libérate de la presión psicológica. Para comprender esto imagínate que eres un vehículo, al principio, cuando arrancas llevas poca velocidad y cualquier obstáculo que te encuentras puede frenar tu avance… sin embargo cuando ya llevas una buena velocidad la inercia te ayudará a romper cualquier barrera.

Por eso al principio es importante que te olvides de los problemas que tienes… y que centres tus esfuerzos únicamente encoger el hábito y aprender las técnicas adecuadas. Esto te dará la inercia que necesitas para ir rompiendo todas las barreras que encuentres a tu paso.

3.- Mejorar la concentración (pomodoro). Las distracciones y la pérdida de tiempo también pueden ser otras de las causas de nuestro bloqueo… en este sentido te recomiendo que utilices uno de los vídeos del canal de YouTube, con una plantilla basada en el método del pomodoro…, que controlar a tu tiempo de estudio y te marcará cuando tienes que hacer tus descansos para que tu mente pueda descansar y mantenerse centrada solo en el estudio.

4.- Plantear objetivos claros y concretos. Plantearse algo como “hoy voy a estudiar 3 horas” ¿Crees qué es un buen objetivo? Objetivos como este, o como “voy a estudiar 3 temas esta semana”… son objetivos muy generales, y que simplemente por como los formulamos, se convierten en objetivos difíciles de cumplir.

Un objetivo debe plantearse de una forma muy concreta, por ejemplo: esta tarde a las 5:30 voy a estudiar 3 horas, y le dedicaré el tiempo a seleccionar la información, a hacer un mapa mental y a repasar el tema anterior. Los objetivos debe ser concretos y no dejar lugar a la improvisación. Para esto podemos definir el tiempo que le vamos a dedicar al estudio y también las acciones que realizaremos… cuanto más detallado sea el objetivo más fácil será de cumplir.

5.- Aprende a estudiar por fases. Si nunca has aprendido a estudiar probablemente tu forma de hacerlo será muy poco eficiente. Seguramente basaras tú método en leer y repetido, quizás acompañes está actividad con la elaboración de algún resumen o subrayar algunos términos clave…

Te recomiendo que antes de ponerte a estudiar determines muy bien por qué fases deberías pasar para aprenderte todos los detalles de tu temario… ¿tienes que subrayar, hacer resúmenes, mapas mentales, memorizar de forma literal, asociativa, comprensiva, repasar, autoevaluarte?… deberías tenerlo claro y bien organizado.

6.- Mejora la comprensión. Si te cuesta entender lo que lees porque tú temario utiliza un lenguaje complicado o enrevesado, puedes grabarte leyendo y probar a escuchar el texto qué has grabado. Muchas veces comprendemos mejor al escuchar que al leer y si crees que este puede estar siendo tu problema te recomiendo que lo pruebes…

7.- Utiliza recompensas e incentivos reales. Crea un sistema de incentivos de forma que cuando cumplas tus objetivos puedas recompensarte de algún modo. Puede parecerte una tontería pero a muchas personas les funciona.

Un sistema de incentivos nos ayuda asociar cumplir nuestros objetivos en el estudio con sentirnos bien y con alguna recompensa. Es posible que no siempre necesites recompensarte pero al principio te puede resultar de gran ayuda para consolidar el hábito de estudio.

No te pierdas el vídeo en el que te lo explicamos todo:

Descargar eBook gratuito con Recetas para Estudiar Mejor: http://eepurl.com/dAsRTL

Un resumen del año 2018 en Escuela de la Memoria

¿Que cómo ha ido el año 2018?…

La verdad es que hemos acabado el año con unos excelentes resultados. Hemos ayudado a muchísimos estudiantes a mejorar en sus estudios para alcanzar sus objetivos y hemos visto como muchos de ellos han podido cumplir con sus planes y alcanzar sus metas gracias a nuestras técnicas.

Por todo ello y por el gran apoyo que hemos encontrado de nuestra comunidad durante todo este tiempo, estamos muy agradecidos.

Queremos explicarte cómo ha sido este año para nosotros en este vídeo 🙂

¡En 2019 seguimos mejorando con todos vosotros! ¡Os deseamos un feliz año!

Te Hacemos Un Regalo Por Navidad

No queremos perder la oportunidad de hacerte un regalo en estas fiestas. Así que hemos preparado algo especial.

Queremos mejorar tu rendimiento y que tu tiempo de estudio sea altamente eficiente. Para ayudarte a conseguirlo te vamos a hacer un regalo. Durante estos días podrás matricularte en cualquiera de nuestros cursos online o packs ahorro con un descuento del 30%.

Utiliza el siguiente cupón durante la compra, y comienza el año estudiando como con las mejores técnicas de estudio que existen:

NAvidAD30%

*SOLO DISPONIBLE 48H, HASTA EL 25 DE DICIEMBRE

Ver Cursos Online

Si necesitas un asesoramiento personalizado sobre cuál es el curso ideal para ti, mándanos un WhatsApp al siguiente teléfono: +34 639 20 91 43 y te atenderemos encantados.

¡¡TE DESEAMOS FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO!!

Cómo Memorizar Textos Largos Rápidamente – Palabra por Palabra

Memorizar de forma literal es una de las cosas más frustrantes y aburridas que podemos hacer durante el estudio. Por eso hoy te traemos un método para que sepas cómo memorizar textos largos rápidamente, palabra por palabra.

Este método se basa en el número 3. Para memorizar un texto palabra por palabra haremos 3 lecturas del texto, 3 escuchas de una grabación, que nosotros mismos hemos podido hacer previamente y por último haremos 3 ejercicios en los que completaremos el textos memorizado, con tres niveles de dificultad diferente.

Para que puedas hacer un ejercicio práctico y experimentar las sensaciones que provoca este sistema, te lo explicamos todo en un vídeo.

Si buscas un método completo para memorizar de forma literal y acelerar la memorización de textos, puedes matricularte en nuestro curso Memorización Literal.

Podcast para Oposiciones – Mejora tu Memoria

¡Queremos darte una gran noticia! Si estás estudiando oposiciones o en la universidad y necesitas mejorar tu rendimiento, o si quieres conocer trucos y estrategias para mejorar tu memoria, escucha nuestro podcast para oposiciones con consejos, ejercicios prácticos y técnicas altamente eficaces.

Podrás poner a punto tu cerebro mientras realizas tus tareas cotidianas y podrás mejorar tus habilidades para aprender y memorizar, ahorrando muchísimo tiempo.

Con nuestro presentador Javier Muñiz, un instructor de lujo, con más de 10 años de experiencia como comunicador.



Danos tu opinión y propón algún tema que te interese en los comentarios.

También puedes encontrar el podcast en: