Como preparar los exámenes finales

exámenes finales

Muchos estudiantes se enfrentan estos días de junio a los temidos exámenes finales. Universitarios, estudiantes de FP, selectividad o incluso muchos opositores tienen que enfrentarse en estos días de junio a las pruebas finales.

Uno de los problemas que más acusan los estudiantes en estas fechas es la cantidad de exámenes que hay que hacer en pocos días.

Antes de empezar, y para quitarle hierro al asunto:

Tu futuro no te lo dará un examen

Qué hacer los días antes de examinarse

Lo normal, lo ideal y lo que debería ser, es que cuando se acercan estas fechas ya hayas hecho el trabajo. Si has asistido a clase o si has repartido el trabajo los meses previos, llegarás con todo estudiado. Así que realmente no te juegas tanto, simplemente vas a demostrar lo que ya has hecho.

No deberías cambiar tus hábitos durante estos días. Y si sigues los consejos que damos en Escuela de la Memoria, dentro de tus hábitos tendrás practicar algo de deporte. Y el deporte es algo que te vendrá muy bien para estudiar, 4 horas después de haber practicado deporte aumentará tu memoria, al menos así lo asegura una investigación realizada en Holanda. Las mejoras con el deporte también llegan si lo practicas antes de hacer el examen, estarás más tranquilo y tu cerebro será más ágil.

Los horarios de estudio también van a influir en tus resultados. Utiliza la técnica del pomodoro y ten una rutina de estudio, un lugar para estudiar, música ambiental o aquello que tú elijas que te haga ponerte en modo estudio.

Y si eres de los que les cuesta ponerse, que siempre aparecen distracciones, una buena estrategia es hacer un listado de cosas que te distraen.

Preparación específica para los exámenes finales

Estos días tienes que centrar tu trabajo en los repasos. Y una herramientas muy buena para para hacerlo en muy poco tiempo son los mapas mentales, es una herramienta que te cambia la vida y que desarrollamos en el curso de Superaprendizaje.

Siempre digo que lo importante es aprender y que aprobar viene solo. Pero cuando llegamos a los exámenes finales puedes seguir algunos consejos para maximizar las probabilidades de éxito:

Muchos pequeños repasos: a estas alturas has visto todo el temario y lo que tienes que hacer es repartirlos en el tiempo.

Modelos de examen: en muchas situaciones es fácil conseguir exámenes de años anteriores. Si te estás preparando un examen, qué mejor forma de hacerlo que con exámenes similares. Te va a servir como test, te van a permitir ver qué partes del temario tienes que repasar más.

Grupos de trabajo: júntate con los buenos y quedad para ayudaros entre todos. Preguntar las dudas a tus compañeros te puede ayudar. El caso contrario te ayudará más de lo que piensas, si ellos te preguntan y tú lo explicas, estarás haciendo un excelente ejercicio de repaso donde te darás cuenta si lo entiendes bien.

Estudiar en grupo

El profe: aprovecha y pregunta al profesor. Se utiliza poco este recurso y muchas veces es él quien mejor te puede asesorar.

Preparativos: si te examinas en un lugar que no conoces, ves y encuéntralo previamente. Muchas veces no basta con tener una dirección y Google Maps. Sé más de uno que no ha encontrado el lugar del examen a tiempo y se ha quedado fuera. Un paseo unos días antes, incluso encontrando la clase, te dará mucha más tranquilidad.

El día D: duerme las horas que duermas habitualmente. Y si tienes que madrugar ese día, hazlo también los días anteriores para acostumbrarte.

Durante el examen

Si tienes la posibilidad de elegir asiento:

  • Evita ventanas: es una zona donde puede haber más ruido y más calor.
  • Evita la primera fila: a veces los profesores que haya pueden hablar entre sí, pasar páginas de diarios, entrar alguien en clase… Así que mejor si evitamos estas distracciones.
  • Aires acondicionados: evita sentarte justo donde cae el chorro de aire frío.
  • Laterales: si puedes ponte en un lateral donde sólo tengas una persona a un lado. Y mejor que no sea un pasillo para evitar molestias.

Y si no puedes elegir un lugar y te toca uno malo, habla con el profesor y pídele un cambio de sitio por la molestia que tengas allí. Por norma general, y si hay sitios libres, no te pondrán impedimentos.

Ten contigo una botella de agua. En estas fechas ya hace calor y deshidratado no estarás a gusto.

Lee bien el examen y prioriza según la dificultad. Empieza por las fáciles.

Después del examen

Como seguramente te quedan más exámenes, es mejor no comentar la jugada con nadie. Lo único que puedes conseguir es dudar y perder el foco de lo que importa realmente: el siguiente examen.

Cuando acabes los exámenes prémiate de alguna forma. Y si han ido mal siempre te queda la posibilidad de echar la culpa al profe

Hace unos días hicimos este directo en el canal de Javier Muñiz (uno de los autores del curso de lectura rápida), donde puedes encontrar estos y otros consejos para tus exámenes.

Y si sabes de alguien a quien le puedan ayudar estas claves para los exámenes finales, ¡compártelo!

¡¡Además te traemos una sorpresa extra!! Solo durante esta semana podrás matricularte TOTALMENTE GRATIS en nuestros minicursos de técnicas de estudio, en los que aprenderás de una forma rápida y amena algunas técnicas de estudio fundamentales.

Estos cursos gratuitos son una pequeña muestra de las técnicas y estrategias que incluyen el resto de cursos, pero estamos seguros de que te aportará información muy útil que podrás aplicar rápidamente.

Decálogo del mal estudiante

Decálogo del mal estudiante

Siempre hablamos de técnicas, trucos, consejos… para ser mejor estudiante. Los ejemplos están muy bien, pero los anti-ejemplos nos sirven para ver qué es lo que no tenemos que hacer. Seguro que conoces algún mal estudiante y que encuentras alguno de estos hábitos reflejados en él:

Aquí va un resumen del decálogo del mal estudiante.

  1. Llega tarde a clase.
  2. Exige: a tus padres, a tus profesores y a otros alumnos.
  3. Queda con amigotes para hacer muchas cosas y si queda tiempo hacéis los deberes juntos.
  4. Ves a clase bebido o fumado, esto te ayudará a estar más tranquilo.
  5. Aprovecha el tiempo de clase para contestar Whatsapps, ver Instagram, Twitter…
  6. No planifiques: ni agenda, ni apuntar fechas de entrega o fechas de exámenes. Ya te lo recordará alguien.
  7. Estudia el día de antes del examen.
  8. Estudia para sacar un 5, y si hace media con un 4, estudia para sacar el 4. Todo lo que pase esa nota ha sido perder el tiempo.
  9. Copia: los deberes y en los exámenes.
  10. No preguntes en clase, que no parezca que eres tonto. Mejor hacer alguna gracia y que te tengan como al simpático de la clase.

El estudiante que sigue estos malos consejos no pasa desapercibido.

¿Has caído alguna vez en alguna de estas trampas? ¿A quién conoces que cumpla más puntos del decálogo?

Cómo aprobar un examen tipo test

como-aprobar un examen tipo test

En esta entrada os traemos un vídeo en el que os explicamos algunas estrategias muy interesantes sobre cómo aprobar un examen tipo test. ¡Presta una especial atención al último consejo!

Si quieres ver más vídeos como este, suscríbete a nuestro canal de YouTube.

Puedes visitar otro artículo con una temática similar aquí.

¡Feliz día!

Visita nuestros cursos online.

Cómo aprobar un examen [claves prácticas]

aprobar un examen

Cuando se nos acerca el examen para el que nos estamos preparando, comienzan a asaltarnos un millón de dudas ¿Me he preparado bien? ¿Que debería repasar ahora? ¿Cómo me organizo los últimos días? ¿Me saldrá bien? ¿Será un examen complicado?…

Debemos tener en cuenta que cuanto más se acerca el examen más aumenta el cansancio mental, y a su vez este se junta con los nervios produciendo una combinación de emociones y sensaciones que tienen como consecuencia la una disminución de la productividad y el rendimiento, generando falta de concentración, el abatimiento físico y mental, la desmotivación durante los días previos al mismo….

En esta entrada queremos aportarte algunos consejos que pueden ayudarte a pasar por este proceso de una forma más llevadera, y te pueden dar el impulso que necesitas para afrontar con éxito ese examen que tan importante.

1. Ten en cuenta la importancia de tu estado mental en el examen

No le solemos dar la importancia que tiene a la preparación psicológica. Normalmente nos centramos en el estudio de nuestro temario, olvidando que realmente el momento más importante de todo el proceso es precisamente el momento en el que nos examinamos, o sea el momento de la prueba, a la cual habitualmente llegamos agotados, sin energía y sin motivación.

Toma conciencia de que tu estado mental en el examen puede tener un peso importante sobre tu rendimiento en el mismo, y por lo tanto sobre tu calificación.

2. Practica para el examen

Muchos estudiantes llegan al examen sin haber hecho exámenes de prueba, ni preguntas de auto-evaluación, y por lo tanto sin conocer qué tipo de preguntas se encontrará, o qué formato tendrán estas preguntas. Si no hemos tenido forma de ver preguntas de años anteriores, o no se nos han facilitado preguntas de auto-evaluación (algo poco habitual), entonces es lógico… pero si hemos tenido la oportunidad y no la hemos aprovechado, esto puede ser un error grave.

Tengamos en cuenta que muchas veces las preguntas se suelen repetir de unos años para otros…, pero esto es lo de menos, lo más importante es que a través de las preguntas podemos comprender el grado de detalle con el que tenemos que memorizar un temario concreto, así como la importancia que se le dan a los diferentes conceptos o temas, en función de la cantidad de preguntas relacionadas con estos.

3. Trabaja bajo presión

Haz simulaciones lo más parecidas posible al examen para el que te estás preparando. Evalúate en condiciones similares a cómo te evaluarán en la prueba oficial, o sea que si en el examen dispondrás de 90 min  para contestar 100 preguntas, realiza las simulaciones en estas condiciones, ya que esto quiere decir que tendrás menos de 1 min para responder a cada pregunta, por lo que necesitas tener soltura y haberte preparado mentalmente para esto.

4. Cuídate los días previos

Estar descansado, mentalmente activo, hidratado y nutrido, es imprescindible para que tu memoria y concentración funcionen correctamente.

Cuida especialmente el descanso y ten en cuenta que el sueño desempeña a nivel psicológico una serie de funciones relacionadas con el aprendizaje y consolidación de la memoria, por lo que pasarte noches enteras estudiando y sin dormir, es poco productivo…

5. Ten estrategias para responder preguntas

En otros artículos ya hemos hablado de este tipo de estrategias. En este punto te voy a dar algunos consejos fundamentados en estudios y estadísticas significativas, sobre qué preguntas suelen ser falsas o correctas en un examen tipo test. Sospecha de lo siguiente:

  1. Si una respuesta es notoriamente más larga probablemente será la correcta. (Sucede porque estas alternativas de respuesta suelen estar más matizadas y suelen tener contenido literal).
  2. La alternativa que dice «todas las anteriores son correctas», suele ser correcta. (Es mucho más fácil generar alternativas correctas que falsas, por lo que este tipo de preguntas facilitan el trabajo a los examinadores que desarrollan las alternativas a las preguntas).
  3. La alternativa que dice «todas las anteriores son falsas», suele ser falsa. (Esto se basa en las mismas premisas que el consejo anterior).
  4. Las alternativas que contienen las palabras «nunca» o «siempre», suelen ser falsas. (Esta rotundidad en las afirmaciones es una estrategia utilizada por los examinadores con mucha frecuencia para generar alternativas falsas).
  5. Si la alternativa no tiene una concordancia de género o número con el enunciado de la pregunta, esta será falsa. (O sea que si por ejemplo el enunciado se formula en plural y la respuesta en singular… esta alternativa será falsa. Y ocurre exactamente lo mismo con el género).
  6. Las alternativas de respuesta con errores ortográficos son respuestas falsas habitualmente. (Las respuestas falsas suelen ser más improvisadas y se les da menos importancia, por lo que los errores ortográficos en este tipo de preguntas son mucho más comunes que en las alternativas correctas, las cuales suelen revisarse con mayor frecuencia).
  7. Y por último, ten en cuenta que dos preguntas del examen sobre el mismo contenido, en ocasiones te pueden dar la respuesta a alguna de ellas. (En ocasiones podemos ver, por ejemplo, alternativas falsas compartidas entre preguntas, lo cual puede darnos la respuesta por eliminación a alguna de las preguntas).

Espero que estos consejos te ayuden. ¡Suerte en tu examen!

Técnicas y trucos para aprobar exámenes y selectividad [Webinar]

Exámenes de selectividad

Se acerca junio y para muchos eso es sinónimo de exámenes finales. Especialmente importante para todos los que hacéis las pruebas de selectividad, las PAU. En Escuela de la Memoria queremos facilitarte al máximo este proceso, por eso este pasado sábado hicimos un directo en YouTube explicando algunos trucos y resolviendo dudas.

Te resumo los temas tratados.

Antes de la selectividad: estar bien

4 recomendaciones que puedes seguir antes del examen y que te ayudarán a llegar con el máximo de energía, máximo concentración y por lo tanto incrementar tus posibilidades de éxito:

  • Ejercicio físico: Hemos hablado muchas veces en este Blog de la importancia del ejercicio para encontrarse bien y rendir más.
  • Dormir y descansar: Es fácil echar por tierra mucho trabajo por llegar cansado al examen. Duerme y descansa para rendir al máximo. Recuerda que el tiempo que puedas ganar por dormir menos lo pagas con intereses.
  • Dedica unos minutos al día: El atracón final no sienta muy bien. Preferible planificar correctamente y repartir el tiempo de estudio y repaso durante los meses anteriores.
  • Pregunta: Queda con compañeros o con profesores, pregunta y resuelve tú también las dudas de los demás.

Por cierto, si sabes que tendrás que madrugar más de la cuenta el día del examen puedes ir madrugando los días anteriores para acostumbrarte.

El día del examen

3 tips muy sencillos.

  • Mente despejada. No te líes, no te pongas a estudiar el mismo día ni te agobies con otros pensamientos. Relájate.
  • Antisocial: Mejor no te relaciones mucho con otros compañeros, puede llegar la temida pregunta: ¿te miraste esto? Sólo conseguirás ponerte nervioso.
  • 10 respiraciones, suaves y profundas que te ayuden a mantener la calma en todo momento.
  • Lee con atención los enunciados, especialmente si son familiares.
  • Comienza por lo fácil.
  • Empieza y acaba el examen de forma excelente.
  • Claridad: tanto por la letra, como por la estructura.
  • Fragmentos literales: si sabes como memorizar literalmente hazlo en algunos fragmentos, dará una sensación de dominio.
  • Repasa antes de entregar.

Después de la selectividad

  • Aprende a perdonarte y a felicitarte.
  • Repasa si quieres mantener ese conocimiento en tu mente.

Aquí te dejo con el vídeo

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=j5luLwChi9I’]

Y aunque no lo necesitas:

Mucha suerte con los exámenes y la selectividad!