Publicado el

Como preparar los exámenes finales

exámenes finales

Muchos estudiantes se enfrentan estos días de junio a los temidos exámenes finales. Universitarios, estudiantes de FP, selectividad o incluso muchos opositores tienen que enfrentarse en estos días de junio a las pruebas finales.

Uno de los problemas que más acusan los estudiantes en estas fechas es la cantidad de exámenes que hay que hacer en pocos días.

Antes de empezar, y para quitarle hierro al asunto:

Tu futuro no te lo dará un examen

Qué hacer los días antes de examinarse

Lo normal, lo ideal y lo que debería ser, es que cuando se acercan estas fechas ya hayas hecho el trabajo. Si has asistido a clase o si has repartido el trabajo los meses previos, llegarás con todo estudiado. Así que realmente no te juegas tanto, simplemente vas a demostrar lo que ya has hecho.

No deberías cambiar tus hábitos durante estos días. Y si sigues los consejos que damos en Escuela de la Memoria, dentro de tus hábitos tendrás practicar algo de deporte. Y el deporte es algo que te vendrá muy bien para estudiar, 4 horas después de haber practicado deporte aumentará tu memoria, al menos así lo asegura una investigación realizada en Holanda. Las mejoras con el deporte también llegan si lo practicas antes de hacer el examen, estarás más tranquilo y tu cerebro será más ágil.

Los horarios de estudio también van a influir en tus resultados. Utiliza la técnica del pomodoro y ten una rutina de estudio, un lugar para estudiar, música ambiental o aquello que tú elijas que te haga ponerte en modo estudio.

Y si eres de los que les cuesta ponerse, que siempre aparecen distracciones, una buena estrategia es hacer un listado de cosas que te distraen.

Preparación específica para los exámenes finales

Estos días tienes que centrar tu trabajo en los repasos. Y una herramientas muy buena para para hacerlo en muy poco tiempo son los mapas mentales, es una herramienta que te cambia la vida y que desarrollamos en el curso de Superaprendizaje.

Siempre digo que lo importante es aprender y que aprobar viene solo. Pero cuando llegamos a los exámenes finales puedes seguir algunos consejos para maximizar las probabilidades de éxito:

Muchos pequeños repasos: a estas alturas has visto todo el temario y lo que tienes que hacer es repartirlos en el tiempo.

Modelos de examen: en muchas situaciones es fácil conseguir exámenes de años anteriores. Si te estás preparando un examen, qué mejor forma de hacerlo que con exámenes similares. Te va a servir como test, te van a permitir ver qué partes del temario tienes que repasar más.

Grupos de trabajo: júntate con los buenos y quedad para ayudaros entre todos. Preguntar las dudas a tus compañeros te puede ayudar. El caso contrario te ayudará más de lo que piensas, si ellos te preguntan y tú lo explicas, estarás haciendo un excelente ejercicio de repaso donde te darás cuenta si lo entiendes bien.

Estudiar en grupo

El profe: aprovecha y pregunta al profesor. Se utiliza poco este recurso y muchas veces es él quien mejor te puede asesorar.

Preparativos: si te examinas en un lugar que no conoces, ves y encuéntralo previamente. Muchas veces no basta con tener una dirección y Google Maps. Sé más de uno que no ha encontrado el lugar del examen a tiempo y se ha quedado fuera. Un paseo unos días antes, incluso encontrando la clase, te dará mucha más tranquilidad.

El día D: duerme las horas que duermas habitualmente. Y si tienes que madrugar ese día, hazlo también los días anteriores para acostumbrarte.

Durante el examen

Si tienes la posibilidad de elegir asiento:

  • Evita ventanas: es una zona donde puede haber más ruido y más calor.
  • Evita la primera fila: a veces los profesores que haya pueden hablar entre sí, pasar páginas de diarios, entrar alguien en clase… Así que mejor si evitamos estas distracciones.
  • Aires acondicionados: evita sentarte justo donde cae el chorro de aire frío.
  • Laterales: si puedes ponte en un lateral donde sólo tengas una persona a un lado. Y mejor que no sea un pasillo para evitar molestias.

Y si no puedes elegir un lugar y te toca uno malo, habla con el profesor y pídele un cambio de sitio por la molestia que tengas allí. Por norma general, y si hay sitios libres, no te pondrán impedimentos.

Ten contigo una botella de agua. En estas fechas ya hace calor y deshidratado no estarás a gusto.

Lee bien el examen y prioriza según la dificultad. Empieza por las fáciles.

Después del examen

Como seguramente te quedan más exámenes, es mejor no comentar la jugada con nadie. Lo único que puedes conseguir es dudar y perder el foco de lo que importa realmente: el siguiente examen.

Cuando acabes los exámenes prémiate de alguna forma. Y si han ido mal siempre te queda la posibilidad de echar la culpa al profe

Hace unos días hicimos este directo en el canal de Javier Muñiz (uno de los autores del curso de lectura rápida), donde puedes encontrar estos y otros consejos para tus exámenes.

Y si sabes de alguien a quien le puedan ayudar estas claves para los exámenes finales, ¡compártelo!

¡¡Además te traemos una sorpresa extra!! Solo durante esta semana podrás matricularte TOTALMENTE GRATIS en nuestros minicursos de técnicas de estudio, en los que aprenderás de una forma rápida y amena algunas técnicas de estudio fundamentales.

Estos cursos gratuitos son una pequeña muestra de las técnicas y estrategias que incluyen el resto de cursos, pero estamos seguros de que te aportará información muy útil que podrás aplicar rápidamente.


Gratuito

  • EM Conversor Binary

     0
    Añadir al carrito

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.