Publicado el

La diferencia entre leer o comprender, y MEMORIZAR un temario

Por supuesto la memoria es solo una herramienta más de entre toda una batería de habilidades y estrategias que utilizamos cuanto estudiamos. Sin embargo tiene una gran relevancia, y un mayor peso que el resto de habilidades en el aprendizaje. Hoy en día se dice mucho eso de “no hay que memorizar, sino razonar y comprender…”.  Pero, ¿razonar y comprender es suficiente para aprender?

El razonamiento y la comprensión son fundamentales para que el aprendizaje sea útil, pero debemos tener en cuenta que para que lo aprendido se consolide y se asuma, debemos ser capaces de memorizar correctamente. Cuando estudiamos sobre un tema, comprender solo es el primer paso. Debemos también memorizar el contenido, para posteriormente poder utilizar este conocimiento.

En la actualidad tenemos muchas herramientas que nos permiten consultar y obtener información rápidamente… y como ya sabemos, en internet está prácticamente todo… Pero si no tenemos asumida la información, nos perdemos muchas cosas. Por ejemplo, para ser un verdadero profesional en un campo concreto, debemos haber memorizado grandes cantidades de contenido específico, porque si no los hemos memorizados, no podremos realizar deducciones, inferencias, asociaciones, o utilizar el pensamiento lateral en las materias de este campo.

Imagínate a un médico que con cada paciente tiene que buscar información sobre los síntomas y valorar todas las posibilidades e hipótesis posibles, en lugar de utilizar el conocimiento que tiene asumido sobre esos síntomas y realizar deducciones sobre cuál puede ser el diagnóstico más plausible… Sería como poner a cualquiera de médico, dándole un manual de medicina diciéndole, no te preocupes en este manual viene todo… Su trabajo sería realmente improductivo.

Además  a pesar de todo, las universidades, las oposiciones y el sistema educativo y de selección de personal en general, siguen utilizando pruebas de evaluación que nos obligan a memorizar una serie de contenidos (aunque es cierto, que en muchos casos gran parte de estos contenidos son inservibles). En este contexto si pretendemos conseguir resultados, debemos aprender no solo a razonar y comprender, sino también memorizar.

Especialmente cuando hablamos de los datos puros como: la tabla periódica, los músculos del cuerpo humano, una fórmula matemática, una fecha, el nombre de unos autores, una ley, o cualquier otro dato de este tipo… la comprensión no nos ayudará a asumir el material.

En Escuela de la Memoria queremos ayudarte a mejorar tu capacidad de memorización, así como tu velocidad de procesamiento y tu concentración. Por supuesto memorizar no es tan sencillo como leer y esperar a que el material se asimile y se consolide en nuestra memoria por sí solo… Lo que diferencia un buen estudiante, de un estudiante mediocre, no es tanto su inteligencia (la cual influye, pero no es determinante), sino las estrategias metacognitivas que se emplean para memorizar un determinado material, así como la capacidad de organizar el trabajo y mantenerse concentrado y motivado durante las sesiones de estudio.

En esta blog puedes encontrar mucha información sobre las técnicas de estudio más eficaces, y además si lo que quieres es prepararte una oposición o ir un paso más allá y rendir al máximo, en esta plataforma también puedes encontrar cursos sobre técnicas de estudio, o entrenamiento mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *