Publicado el

Estudiar con prisas

¿Te ha pasado alguna vez? estudiar con prisas para el examen. Es posible que no solo una vez, sino que sea lo que solemos hacer por costumbre.

Como tenemos tiempo para el examen lo dejamos para más adelante cuando se acerque la fecha, y a pesar de que se acerca la fecha todavía seguimos sin hacer nada pensando “el último día me lo empollo todo y ya está”, “hasta ahora me ha funcionado”. Los problemas empiezan a venir cuando eso ya no funciona, y no solo eso, sino las consecuencias de dejar toda la materia de estudio para el último día. ¿Cuáles son las consecuencias? por lo general, cuando tenemos mucha materia que estudiar en poco tiempo generamos estrés y ansiedad porque nos agobia que no tengamos tiempo suficiente. ¿y qué problema hay? Este estado de estrés y ansiedad nos afecta negativamente, pero este no es el único problema:

  • Debido a la gran cantidad de información nos perdemos en el temario y las ideas que quedan son dispersas y confusas.
  • El estrés no te permite pensar con claridad.
  • Los niveles de atención y concentración no son adecuados porque están mezclados con la ansiedad que te produce el tener poco tiempo.
  • A nivel físico acabamos agotados debido al esfuerzo mental que tienes que mantener para acabarlo todo. Nos afecta en todos los niveles, si tenemos la sensación de agotamiento y malestar nos resulta más difícil retener información.
  • El olvido hace su función, y como ya sabrás, la mayor parte del olvido se produce al día siguiente de aprender una información. Por lo tanto, si hoy estudiamos algo, si no lo repasas repetidas veces espaciado en el tiempo, tienes garantizado que al día siguiente perderás gran parte de la información aprendida.
  • Tienes dificultades para recordar, porque la ansiedad inhibe poder acceder a la información que hemos aprendido, resulta más difícil recordar.
  • No puedes profundizar en el temario, porque al ir con prisas no te ha dado tiempo a prepararte nada, lo llevamos todo con pinzas y es fácil que se caiga porque no está bien agarrado.

Algunas personas prefieren pasar por todas estas dificultades que ya están acostumbradas en lugar de hacer algo para evitarlo. ¿Por qué he de pasarlo mal si lo puedo pasar bien?

Cuando sabemos la fecha del examen y lo preparamos con tiempo, la percepción y la experiencia que tendremos en el examen será completamente diferente. Anticiparse y preparar el temario de forma adecuada te da una sensación de seguridad y confianza que te ayudará a que tus resultados sean mejores. Cuando lo has preparado bien, realizando todas las fases del estudio y repasando repetidas veces, la actitud con la que vas al examen cambia y piensas ¿a ver si es capaz de pillarme? le has dedicado el tiempo suficiente para que los conocimientos estén bien asentados en la memoria, no hay dudas, no te pierdes en el temario y aquello que resultaba difícil ahora lo controlas. Ese tiempo que le has ido dedicando previamente te aporta tranquilidad y seguridad, lo cual hace que influya de manera positiva en tus resultados. En Escuela de la Memoria te animamos a que lo pruebes.

Muchas gracias por leernos, si piensas que le puede ayudar a alguien compártelo.

Feliz día

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *