Publicado el

Opositar y trabajar, algunos consejos que te pueden salvar la opo

opositar y trabajar

En una realidad perfecta podríamos opositar y trabajar con todo el tiempo del mundo, sin distracciones ni obligaciones y sin presiones ni sufrimientos… Sin embargo no vivimos en un mundo perfecto, la realidad es que por lo general el tiempo que tenemos es muy limitado y en ocasiones tenemos otras obligaciones y presiones mentales que nos dificultan nuestro estudio en gran medida.

Muchos opositores tienen que trabajar y estudiar, compatibilizando ambas tareas de la mejor forma posible. Si este es tu caso, quiero darte algunas recomendaciones que pueden ayudarte a mejorar la eficiencia de tu estudio:

1. Lo primero de todo es el estrés… no puedes rendir adecuadamente si tienes una presión psicológica demasiado grande. El estrés es un gran enemigo de la memoria y de la claridad mental necesaria para estudiar. Para minimizarlo te recomiendo lo siguiente:

  • Ocúpate del estrés antes de ponerte a estudiar. Es posible que necesites tomarte unos días de descanso si tus niveles de estrés son demasiado elevados. Normalmente intentamos aprovechar el tiempo al máximo y estudiar todo lo posible, pero si no tienes el nivel óptimo de estrés tu rendimiento va a ser muy bajo, y es mejor que primero descanses mentalmente y posteriormente comiences a estudiar a pleno rendimiento. Cuanto más estires la situación sin bajar los niveles de estrés a un nivel óptimo, más tardarás en comenzar a aprovechar el tiempo.
  • Plantéate objetivos que no sean demasiado ambiciosos. Piensa en metas que puedas conseguir y ves aumentando tu trabajo de forma progresiva.
  • Estructura tu estudio y organízate adecuadamente, planteándote un horario y un plan de trabajo definido que puedas seguir sin tener que pensar cada día qué debes hacer.
  • Anota todas tus obligaciones y tareas diarias, llévalo todo apuntado, no ocupes tu mente con cargas innecesarias.

2. Busca forma ingeniosas de aprovechar el tiempo. Como hemos dicho el tiempo es un recurso escaso, pero podemos encontrar formas de aprovechas momentos muertos y olvidados para realizar repasos u otro tipo de tareas. Te pongo algunos ejemplos:

  • Transforma parte de tu temario en narraciones grabadas en mp3 que puedas escuchar caminando por la calle, en un transporte público, mientras conduces…
  • Deja un esquema, un mapa mental, un resumen o alguna parte de tu temario en el baño para poder echarle un vistazo cuando estés allí.
  • Pon tus mapas mentales o esquemas en la nevera o en alguna parte que puedas ver con frecuencia para repasar de tanto en tanto.
  • Haz fotos con tu smartphone a tu temario para poder revisarlo en momentos en los que tengas que esperar…

3. Pide ayuda a familiares y amigos. A veces nos resulta difícil pedir ayuda, pero en ocasiones podemos apoyarnos en las personas de nuestro entorno para que nos echen una mano con nuestras tareas y de esta forma poder estudiar más tiempo y con la mente más despejada.

4. Aprende a priorizar y evaluar. No olvidemos que el trabajo realizado durante el estudio va dirigido a que podamos realizar un buen examen. Para esto será fundamental que sepamos evaluar nuestros conocimientos y que podamos tener un buen sistema para conocer nuestros puntos fuertes y débiles. En este sentido algunos consejos que te podrían ayudar son los siguientes:

  • Durante el estudio valora el temario con anotaciones en los margenes, para posteriormente saber cual es el nivel de dificultad de cada apartado. Pon puntuaciones del 1 al 10 en dificultad, esto te ayudará a saber qué partes te consumirán más tiempo durante los repasos y cómo debes priorizar tu trabajo de estudio.
  • Realiza exámenes y simulaciones de forma frecuente. Repasa cada ciento tiempo las preguntas falladas y en las que has dudado (hayas fallado o no).
  • Observa a qué temas se le da más importancia en la oposición, y estúdialos con mayor profundidad que el resto.
  • No intentes memorizar más de la cuenta. Haciendo exámenes te darás cuenta de cómo suelen ser las preguntas, y qué tipo de información merece la pena memorizar y cuál suele venir dada en el propio enunciado o en las alternativas de respuesta (si las hay).

5. Utiliza técnicas efectivas. En esto somo expertos en Escuela de la Memoria y consideramos que trabajar con buenos sistemas y técnicas es fundamental para rendir al máximo sin desperdiciar nuestro tiempo y esfuerzo. Para saber cuál es la mejor opción y el mejor sistema de estudio para tu caso particular, visita este enlace y comienza a trabajar con una eficacia del 100%.

Así que si quieres mejorar tus estrategias para estudiar y rendir al máximo, consigue ahora alguno de nuestros pack con descuentos increíbles:

SuperMemoria
€ 179
+ Superaprendizaje
+ Memorización Literal
X
X
X
Estudio Acelerado
€ 179
+ Superaprendizaje
+ Lectura Rápida
X
X
X
Alto Rendimiento
€ 269
+ Superaprendizaje
+ Memorización Literal
+ Lectura Rápida
+ Rendimiento Bajo Presión
X
Pack Premium EM
€ 629
+ Superaprendizaje
+ Memorización Literal
+ Lectura Rápida
+ Rendimiento Bajo Presión
+ 6 Tutorías personales

Visita nuestra página de cursos online.

  • Superaprendizaje

    Curso Online Superaprendizaje

    Valorado en 5.00 de 5
     89
    Añadir al carrito
  • Memorización Literal Acelerada

    Valorado en 5.00 de 5
     149
    Añadir al carrito
  • Lectura Rápida EM

     149
    Añadir al carrito
  • Rendimiento Bajo Presión

    Valorado en 5.00 de 5
     60 159
    Seleccionar opciones
  • Consigue una Memoria de Elefante (Libro eBook)

     10
    Comprar
  • Tutorías Personalizadas

    Tutorías personalizadas

    Valorado en 5.00 de 5
     169 629
    Seleccionar opciones

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.