Publicado el

Entrenamiento mental para opositores

oposición

Muchas veces nos preguntáis si es necesario que un opositor realice un entrenamiento mental para agilizar el estudio y ser más eficiente de cara a una oposición.

Nuestra respuesta siempre es la misma… El entrenamiento y la técnica son necesarios, pero la cuestión realmente importante es… ¿Qué tipo de entrenamiento y técnicas son apropiados para un opositor o un estudiante?

Por supuesto no es necesario un entrenamiento en técnicas de memorización enfocadas a la competición, ya que los objetivos no son los mismos, ni las técnicas se aplican de la misma forma. Existen grandes diferencias entre las necesidades de un opositor y las de un memorizador de alta competición.

Un estudiante necesita tener una buena técnica a la hora de realizar asociaciones, así como una concentración trabajada y bien gestionada, y unas velocidades de lectura y procesamiento altas. Estas y otras habilidades, se consiguen a través de un entrenamiento implícito en técnicas de estudio y de memorización durante las propias sesiones de estudio. Por lo que no es necesario realizar largos entrenamientos mentales, que nos absorban el tiempo y nos produzcan un cansancio mental.

Algunas de las herramientas de memorización y estudio eficaz, en las que instruimos a los opositores, tanto en los cursos online como en nuestras tutorías personalizadas, son las siguientes:

Las asociaciones mentales utilizando imágenes para relacionar conceptos y memorizar datos puros.

Los casilleros mentales para poder traducir cualquier dato numérico a una imagen asociable y fácilmente memorizable.

Los palacios mentales con los que podemos ordenar la información, clasificarla y estructurarla de una forma orgánica o jerárquica, en función de las necesidades concretas y el tipo de información.

Lectura rápida para poder comprender y repasar rápidamente un temario, así como realizar análisis rápidos de textos o enunciados, en pruebas prácticas o exámenes.

La memorización literal, muy necesaria para muchos opositores que deben realizar exámenes orales o de desarrollo, en los que se exige un alto grado de literalidad.

Sin embargo estas herramientas no son suficientes para estudiar con el máximo rendimiento posible. También debemos tener una formación relacionada con diferentes estrategias de gestión del tiempo y la organización. Que nos permitan maximizar los resultados, minimizando el cansancio mental y ayudándonos a mantener nuestra concentración al máximo.

Algunas de estas estrategas con las que podemos mejorar nuestro rendimiento notablemente son las siguientes:

-Realizar pequeños descansos y distracciones programadas durante la sesión de estudio.

Dividir las sesiones en tareas a realizar sobre el temario: selección de la información, elaboración del temario (resúmenes, mapas mentales, asociaciones…), repaso, práctica con exámenes…

Organizarlas sesiones en base a objetivos de tiempo, lo cual nos permite objetivar y comprender mucho más fácilmente.

En nuestra experiencia no basta con aplicar estas estrategias y herramientas de memorización de una forma desestructurada e inconexa.

Si quieres profundizar más y aprender cómo prepararte tu oposición, y qué es lo que necesitas exactamente, visita nuestro post “¿Qué lo mejor para mí como estudiante?”, o nuestra sección de cursos online.

Feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *