Publicado el Deja un comentario

Soy un negado en…

Cuantas veces oímos: «Soy un negado en…» Rellena la frase con lo que quieras, soy un negado en Inglés, soy un negado para los números, soy un negado para los estudios, para el dibujo o directamente: «Soy un negado para todo».

Buena parte de las consultas que nos llegan es de personas que han decidido estudiar unas oposiciones y se encuentran oxidadas. Su memoria parece no funcionar igual que antes, es más difícil concentrarse y a veces, directamente no saben por donde comenzar.

Ser un negado, o no

Explicaba nuestro compañero Miguel Ángel Vergara que el pensar que la buena memoria (o en general, cualquier actividad) es un don es la excusa de la inacción. Si es un don que yo no tengo, ¿para que me voy a esforzar? Pues bien, el creer que se es un negado también es excusa de inacción desde el otro lado. Si no se me da bien, ¿para que voy a perder el tiempo?

Y cuando eliminas ese pensamiento y te pones manos a la obra es cuando llegan los resultados.

De «soy un negado» a «¿cómo puedo conseguirlo?»

Me explicaba Berta Rubik, que le daba mucha vergüenza hablar en público, sin embargo, ahora da charlas en institutos y participa mucho en clase. Lo explica muy bien en su vídeo Las 11 reglas de oro de Berta.

A mí mismo, me daba pánico hablar en público. Ahora que soy profesor podríamos decir que me gano la vida con la palabra.

Las personas que nos escriben preguntando como pueden mejorar su memoria, su concentración o como mejorar en sus estudios, marcan una diferencia: ya se están poniendo manos a la obra. Todos hemos podido sentir que algo no se nos da bien pero marcamos la diferencia cuando buscamos como mejorar. Convertimos esa incapacidad en algo temporal, tomamos consciencia de que lo que nos separa de conseguir nuestro objetivo es un aprendizaje.

3 Claves para pasar a la acción

Mira a tu alrededor: pregúntate ¿quién es bueno en ello?

Aprende de los mejores: encuentra sus técnicas, sus hábitos, sus estrategias.

Mírate a ti mismo: seguro que has conseguido cosas que antes parecían casi imposibles. Eso te da una pista «Tú puedes conseguirlo«.

 

Cuéntanos, ¿has conseguido superar algo para lo que eras un negado?

 

Publicado el Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.