Publicado el

Digievolución

Técnicamente es un proceso de metamorfosis que se produce en los digimon convirtiéndose en otra criatura de forma muy rápida, haciéndose más fuertes en el proceso. ¿Y qué tiene que ver esto con la memoria?

Es una manera simpática de llamar a un proceso mental que llevo tiempo comprobando. Llevas una buena rutina y un sistema de entrenamiento programado, van pasando los días, meses, y parece que las marcas no mejoran, llegas a tus máximos pero no evolucionas. Hasta que un día en los intentos de sobreesfuerzo consigues una marca superior. Ha sido una mera ilusión porque lo vuelves a intentar y no lo consigues. “No pasa nada, ya volverá ”. Vuelve a pasar el tiempo y curiosamente lo vuelves a conseguir en otra ocasión. Pasado más tiempo vuelve a repetirse, hasta que un día de manera inconsciente pasa a formar parte de tus resultados habituales y si no lo consigues insistes un poco más hasta que lo haces. En este punto es cuando lo has consolidado y ya puedes decir tranquilamente que has digievolucionado 🙂

digievolución final

 

Si no conoces este proceso, durante los entrenamientos te van surgiendo muchas dudas ¿lo estaré haciendo bien? ¿y si pruebo con otra configuración? ¿Por qué no pasa nada si estoy entrenando?.  Esto te puede llevar a  tomar decisiones que únicamente te sirvan para obtener resultados a corto plazo.

Ocurre lo mismo con el ejemplo del bambú chino. Después de plantada la semilla, pasan aproximadamente cinco años sin que se vea nada, salvo un brote diminuto. Te preguntas ¿estará vivo?. Todo su crecimiento es subterráneo; se está construyendo una compleja estructura de raíces que se extiende por la tierra. Entonces, al final del quinto año, el bambú chino crece velozmente hasta alcanzar una altura de veinticinco metros.

Gracias por estar aquí.

Un comentario en “Digievolución

  1. maestro
    realmente eso es un consejo de apoyo, me agrado mucho al leerlo, porque algún día para romper marcas hay que seguir adelante por medio de la constancia.
    un saludo y fuerte abrazo, tu amigo fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *