Publicado el Deja un comentario

Aprender idiomas 🇺🇸 mediante la mnemotecnia

Aprender idiomas

Una duda que nos llega habitualmente es sobre la eficacia de la mnemotecnia para aprender idiomas. Y es normal que aparezcan las dudas porque, si bien una parte importante de aprender un idioma es al menos memorizar un vocabulario, hay otras necesidades que parece que no son cubiertas por la memoria. Hoy analizamos en qué te puede ayudar y en qué no la mnemotecnia a la hora de aprender un idioma.

¿Qué necesito aprender?

El primer freno que aparece cuando queremos hablar una lengua está claro, se trata del vocabulario. Sin vocabulario no nos podremos comunicar más allá de la mímica. Dentro del vocabulario vamos a encontrar:

Vocabulario que entiendo: Todas aquellas palabras de las que sabes su significado. Si aparecen en un texto o en una conversación, sabrás lo que significan. Podemos poner el matiz de que una cosa es el vocabulario escrito y otra el vocabulario oral, lo habitual es aprenderlos juntos pero un niño que aprende una lengua, aprende a entenderla de forma oral, luego aprenderá a escribirla.

Vocabulario que utilizo: Este vocabulario es más reducido que el anterior. Utilizamos menos palabras de las que entendemos.

Para mejorar el vocabulario, la mnemotecnia es una ayuda muy grande. Al final del artículo vemos unos ejemplos. Con técnicas de memorización podremos recordar fácilmente las palabras para después llevarlas a la memoria de largo plazo y moverlas con fluidez. Es precisamente la fluidez lo que buscamos con el vocabulario y gracias a las técnicas de memorización conseguiremos mover el idioma con fluidez en menos tiempo.

La pronunciación es otra parte a trabajar para entendernos en cualquier lengua. Igual que memorizamos como se escribe una palabra, podemos memorizar como se pronuncia. Escuchar y practicar van a ser claves.

La sintaxis, formar las frases de forma correcta, es algo que se estudia y a lo que se hace mucho énfasis en las escuelas, sin embargo, aunque no hablemos perfectamente, lo normal es que nos entiendan. Por lo tanto, la sintaxis no debería ser una prioridad al principio. No debe ser algo que nos impida seguir aprendiendo el resto.

Algunos trucos para aprender un idioma más rápidamente

El primero que te voy a dar es que no pretendas hablar perfecto. Primero hablamos y luego perfeccionamos. No tengas miedo a equivocarte. Piensa en como hablan los niños pequeños, no lo hacen perfecto pero se les entiende. Puedes hablar como los indios, en infinitivo, sin conjugar (como en Inglés). Puedes obviar los tiempos verbales y utilizar recursos como “yo hacer esto mañana”, “yo comer antes en este restaurante”.

Memorizar un vocabulario frecuente te permitirá comunicarte rápidamente. Es muy satisfactorio cuando puedes hacerte entender, y memorizando entre 300 y 1000 palabras puedes entenderte en muchas situaciones.

La práctica del idioma es fundamental en todos los aspectos y hoy lo tenemos más fácil que nunca:

  • Vuelos de bajo coste.
  • Internet: te permite hablar con nativos fácilmente.
  • Películas, vídeos…

Técnicas

Dos técnicas de las que hemos hablado varias veces: ABSUME y DESUSE. Y lo vemos con unos ejemplos donde vamos a sustituir las palabras por algo que nos podamos imaginar:

Truck en Inglés es camión, podemos imaginar la siguiente historia: vemos a los camioneros haciendo trucos de magia.

Guilty en Inglés significa culpable. Veríamos a los culpables como van a la guillotina.

Pumpkin es calabaza, que tienen cresta como los punkys.

Pillow es almohada, y podemos ver como los pilotos se tumban cómodamente en ellas.

Aquí va el vídeo de la semana donde lo explico.

Puedes contarnos tu experiencia en el aprendizaje de idiomas.

¡Hasta pronto memoriones!

Publicado el Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.