Publicado el

[Mindset Ironproject] 3 sencillas pautas para conseguir tus retos

Cuando te plantees un reto busca los mejores apoyos. Un grado, unas oposiciones o una competición deportiva. Da igual el ámbito, siempre funciona así.

El 30 de septiembre de 2015 cometí una locura, me apunté al medio Ironman de Salou, quedaban 8 meses por delante, no sabía muy bien donde me metía, estaba en forma y sabía que cuando me planteo un reto siempre acabo consiguiéndolo, hay unas pautas que te llevan inevitablemente a conseguir tus retos y hoy las voy a compartir contigo.

hay unas pautas que te llevan inevitablemente a conseguir tus retos

En enero tenía un maratón, me puse a buscar entrenos y vi que había entrenos de 4 meses, me venía perfecto.

Cuando vi más detenidamente los entrenos, no daba crédito, busqué varios y en todos la cantidad de horas de entrenamiento estaban fuera de lo que conocía hasta entonces.

 

Primera pauta:

Divide el reto en retos más pequeños

En mi caso los retos están claros, cada uno de los 3 deportes por separado y después combinarlos. Además necesito sentirme muy bien físicamente y mentalmente. Por lo tanto estos son los pequeños retos:

  1. Natación
  2. Ciclismo
  3. Correr
  4. Nutrición
  5. Fuerza mental

 

Segunda pauta:

Busca referencias para cada pequeño reto

Busqué quien podía ayudarme en cada deporte. ¿Quién lo ha hecho antes? ¿Quién es bueno en cada especialidad?

Normalmente no hace falta inventar nada nuevo, es más fácil. Apaláncate en el conocimiento y la experiencia de otras personas. Esto te permitirá alcanzar tus metas en menos tiempo.

No tengas miedo a preguntar, hay mucha gente dispuesta  ayudarte si se lo pides.

 

Tercera pauta:

Sigue las pautas de forma persistente

Parece obvio pero no vale con la teoría, llévalo a la práctica.

Hay momentos duros pero la perseverancia y la fortaleza mental son piezas clave para conseguir cualquier reto. Habrá momentos complicados y puede que el camino no sea fácil pero tus ganas e ilusión deben ser más fuertes.

Hay días en los que estás cansado y no te apetece entrenar, o si estás estudiando tendrás días en los que no tengas ganas de estudiar pero haz lo posible por puntuar ese día. Es tener fuerza de voluntad, una vez que empiezas después ya funciona sólo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *