Tienes localizado el lugar de tus oposiciones, la combinación perfecta de tren y autobús para llegar, lo has previsto con semanas de antelación; pero llega el día y un retraso en el tren da al traste con todos tus planes.

Hoy hablamos de los imprevistos, de como preveerlos y como afrontarlos.

En cualquier camino o reto puede haber imprevistos. No podemos saber cuando ni como pero muchas veces podemos preveer que habrá imprevistos.

Recientemente he dado a conocer mi inminente reto: Mindset Ironproject.

Llevo meses preparándome para esta prueba, asesorándome por triatletas y por gente muy buena en cada uno de los 3 deportes que componen el triatlón, natación, ciclismo y carrera a pie. He comprado el material necesario y he entrenado muy duro durante meses.

Cuando te apuntas a una competición de estas características sabes que hay un alto porcentaje de probabilidades de no llegar, podemos preever que habrá imprevistos, haz una lista de qué puede fallar y ten un plan para minimizarlo en la medida de lo posible:

  • Una lesión
  • Ponerse enfermo en fechas cercanas a la competición
  • Algún imprevisto que impida seguir los entrenos
  • Compromiso en esa fecha
  • Mal tiempo que provoque la suspensión del evento

Antes algunas adversidades no podemos hacer nada pero podemos minimizar otras.

  • Para evitar lesiones he evitado terrenos irregulares y he calentado muy bien.
  • He hecho una alimentación muy sana y dormido bien.

Hace un mes, en el momento de máxima carga me salió un inesperado viaje a Estados Unidos de América (otro día os cuento la historia). Una oportunidad única que quería aprovechar. Sabía que no podría ir en bici pero lo compensé corriendo más, con gimnasio y nadando en una pequeña piscina que recorrí cientos de veces.

Ahora tengo la mirada puesta en el cielo. Tengo 2 previsiones meteorológicas, una dice que lloverá y la otra que habrá viento de 30km/h en Salou.

Todavía pueden pasar muchas cosas pero lo importante:
“Prevee que puede haber imprevistos”
Si sucede algo que no puedes controlar o evitar, acéptalo.

Y tú, ¿tienes en cuenta los imprevistos?