¿Un palacio de la memoria para estudiar?

Home/Oposiciones/Estudios/¿Un palacio de la memoria para estudiar?

¿Un palacio de la memoria para estudiar?

¿Qué es un palacio de la memoria?

A pesar de que es una técnica de memorización realmente antigua (método loci), ni mucho menos todo el mundo la conoce, y los que la conocen no todos saben bien cómo, o con qué material utilizarla. Pues bien un palacio de la memoria es un lugar imaginario (aunque suele derivar y haber sido construido a partir de un lugar real), el cual conocemos perfectamente y podemos recorrer en nuestra imaginación observándolo con todo lujo de detalles.

En este lugar mental podemos introducir información y distribuirla por diferentes rincones o habitaciones. Lo mejor es que podremos recordar a largo plazo lo que memoricemos de esta manera. Para hacerlo, la información que deseamos memorizar se traduce a imágenes mentales sugerentes que pueden ser recordadas con viveza, y que una vez introducidas en nuestro palacio de la memoria, podemos visualizar interactuando con este espacio mental. Nuestro palacio de la memoria será tan grande como nos lo propongamos, y cuanto más grande sea o más cantidad de elementos incorpore de base, más información podremos incluir en él.

¿Qué podemos memorizar con un palacio de la memoria?

Utilizando esta herramienta mental podemos memorizar diferentes tipos de material. En realidad cualquier tipo de información que podamos transformar en información visual fácilmente imaginable.

Por ejemplo si sabemos utilizar un casillero mental o un sistema de transformación de la información, podemos memorizar grandes cantidades de dígitos (lo cual puede sernos útil en el estudio, para memorizar fechas o cantidades exactas, que tendremos que recordar posteriormente en exámenes, o durante nuestro trabajo…). Con un palacio de la memoria podemos memorizar también con mucha facilidad acontecimientos históricos de cualquier tipo, y por supuesto en un orden predeterminado.

Para introducir la información en el palacio debemos saber primero convertirá en una imagen potente y sugerente. Por ejemplo si tengo que memorizar las capitales de los diferentes países, y qué países pertenecen a qué continentes, primero formaría un palacio de la memoria dividido en 5 espacios con 5 puestas, una por continente, y dentro de cada puerta un espacio con tantas subdivisiones como países tenga que memorizar. A continuación con cada país y su capital formaría una imagen visual, por ejemplo si quisiera memorizar que la capital de Alemania es Berlín, podría imaginar a un pastor alemán (como un perro furioso) luchando contra Merlín (el mago). De esta manera si entro en la habitación que he designado para Europa y la recorro, en algún lugar de este sitio, encontraré a un perro (un pastor alemán) mordiendo al mago Merlín. Esta imagen permanecerá en mi memoria durante mucho tiempo, y con dos o tres repasos espaciados en el tiempo, no la olvidaría nunca (si uso bien las técnicas de visualización).

Aunque quizás no comprendas del todo como funciona… existen formas prácticas para memorizar temarios de muchos tipos como temarios de derecho, biología, psicología, medicina, historia, geografía…

Algunas recomendaciones para construir un palacio de la memoria

Tiene que ser un lugar que conozcamos muy bien. Debes poder imaginar y recorrer esta construcción mental con facilidad, recordando perfectamente cada habitación y cada rincón. Para esto puede servirte de un lugar que ya conoces, como puede ser por ejemplo tu casa, y simplemente utilizar este sitio en tu mente para guardar información in las diferentes habitaciones.

Nuestro palacio de la memoria tiene que ser fácil de visualizar, y las diferentes partes del mismo deben ser diferentes en su visualización. No nos sirve que podamos imaginemos un montón de habitaciones vacías, pues si no hay rasgos distintivos de tamaño, color…podemos confundir con mucha facilidad los diferentes emplazamientos donde introducimos la información.

Nos debe permitir recorrerlo fácil y rápidamente. Esto depende en gran parte de la práctica que tengas utilizando la técnica, pero también es cierto que hay formas que te obligan a volver sobre tus pasos o a dar grandes saltos para poder continuar recorriendo el palacio, y por el contrario hay otros que tienen una forma más lineal o cíclica que nos resulta más útil práctica a la hora de recorrerlo a gran velocidad. Para evitar tener que dar saltos o hacer recorridos extraños debemos intentar recorrer cada espacio en un sentido lineal o cíclico, por ejemplo podemos recorrer una habitación de izquierda a derecha pasando por cada rincón y cada detalle de esta y terminar de nuevo en la entrada de la habitación. No es para nada conveniente hacer recorridos en zigzag, ni dentro de una habitación, ni en la manera en la que recorremos el palacio completo. Sin embargo sí que podemos trabajar a diferentes alturas a medida que nos desplazamos, aunque también hay que evitar subir y bajar de forma excesiva porque puede restarnos velocidad en el repaso del recorrido completo.

Un buen palacio de la memoria debe ser detallado y dar juego a la hora de asociar diferentes imágenes mentales dentro de él. El espacio es una característica importante, pues cuanto más grande sea más juego puede dar, pero son más importantes los detalles de cada espacio. Por ejemplo podemos tener una habitación que aunque sea pequeña puede estar dividida en diferentes partes donde incluir la información, podríamos utilizar: estanterías,  lejas, cajones, escritorios, perchas, armarios, figuras, instrumentos, fotos, posters, lámparas, ordenadores, camas…. Cualquier cosa llamativa o cualquier elemento que nos permita asociar una imagen mental. De esta manera podemos tener por cada habitación de nuestro palacio de la memoria un mini-palacio.

Por supuesto debe ser lo suficientemente amplio para poder recoger la información que necesitamos memorizar. No es lo mismo tener que memorizar una baraja de 52 cartas que una guía de teléfonos. Igual que no es lo mismo tener que memorizar las capitales de los 194 países del mundo, que memorizar los más de 600 músculos del cuerpo humano.

En este vídeo podéis ver cómo funciona a nivel muy básico un palacio mental:

Comienza ya a utilizar esta herramienta mental, busca más información sobre el tema y aplícalo a tus estudios, trabajo y aprendizaje en general. Entro otras herramientas y estrategias, puedes aprender a utilizar un palacio de la memoria en nuestro curso Superaprendizaje. Te aseguro que merece la pena el tiempo que tienes que dedicarle para construir uno, y aprender a manejarlo. A sí que… ¡¡¡A trabajar!!!

Julio 30th, 2016|Tags: |

About the Author:

Manuel Pérez
Fundador de nuecesyneuronas.com. Manuel Pérez es Graduado en Psicología, especialista en Procedimientos Sugestivos, y con Máster en Inteligencia Emocional. Es un apasionado de la Psicología del Alto Rendimiento, y del Entrenamiento Mental. Se dedica además la Formación y a la invención dentro del mundo del Ilusionismo.

Leave A Comment