La sesión de estudio depende de 2 tipos de factores: internos y externos.

Los factores internos son aquellos que dependen de nosotros directamente y que mediante un adiestramiento adecuado podemos mejorar.

Los factores externos son aquellos que dependen de causas ajenas a nosotros y que podemos evitar si los tenemos en cuenta previamente.

Los enemigos de tu sesión de estudio se encargan de obstaculizarla y perjudicar el rendimiento mental.

Vamos a describir 3 enemigos que te perjudican directamente, porque para poder luchar contra ellos primero debemos de conocerlos.

El primero de ellos es la distracción; es un factor interno y actúa llevando nuestra a mente a todos los sitios excepto a nuestra sesión de estudio. Por ejemplo: mientras estudio pienso en lo que hay de comer, o lo bien que lo he pasado el sábado…. Esto provoca falta de concentración, de atención, motivación… ¿Cómo puedo solucionarlo? A través de un factor mental llamado VIGILANCIA MENTAL, es decir; la vigilancia mental, al igual que un espía detecta los movimientos del enemigo, éste actúa detectando que nuestra mente se ha ido a otro sitio y hace que vuelva  a centrarse en el contenido del estudio manteniendo el foco.

El segundo es la interrupción; es un factor externo y actúa interrumpiendo la sesión sin permitir que nuestra concentración y atención se mantengan en el contenido a estudiar, nos saca de la concentración. Por ejemplo: sonido de WhatsApp, el amigo que ha terminado y te corta,… ¿Cómo puedo solucionarlo? Aplicando lo que llamamos un CORTAFUEGO, es decir; cuando hay un fuego en el bosque el cortafuego no le permite propagarse y lo detiene, de igual manera, cuando estemos en nuestra sesión de estudio debemos de protegerla y no permitir que nada la pueda perturbar. ¿Cómo? Móvil en modo avión o en silencio si nos puede causar un trauma 🙂 ,  avisando a nuestro amigo de la hora a la que terminamos para que no interrumpa…

El tercero es la carencia técnica; es un factor interno y actúa haciendo que le tengamos que dedicar más tiempo a la sesión de estudio, también provoca que el proceso de grabación sea más débil y que seamos menos eficaces a la hora de almacenar el contenido a estudiar. ¿Cómo puedo solucionarlo? Aplicando la TÉCNICA ADECUADA para cada tipo de información, es decir; al igual que el corredor de 100 metros necesita una técnica que le permita ser más efectivo y llegar antes a la meta, nosotros también la necesitamos para poder obtener mejores resultados.

Gracias por estar aquí, si te ha gustado compártelo.