El método que utilizan las personas más productivas del mundo, para leer hasta 4 veces más rápido y comprender todo al mismo tiempo

¿La lectura rápida es un mito o una realidad?

Algunas personas piensan que es imposible aumentar la velocidad de lectura y comprender todo al mismo tiempo.

Otras, sin embargo, creen que se puede, pero que solo es apto para superdotados. 

Tanto si crees una cosa, como la otra, en esta carta voy a contarte algo, probado y basado en mi propia experiencia, que te va a sorprender:

La realidad es que hay un método, bastante efectivo y al alcance de cualquiera, que puede ayudarte a leer 2, 3 y hasta 4 veces más rápido sin necesidad de hacer magia ni tener súper poderes.

La lectura nos acompaña siempre

Da igual si trabajas o estudias, si eres un empresario, un emprendedor, un jubilado o un estudiante.

Tengas la edad que tengas y sea cual sea tu situación, todos tenemos algo en común: 

La lectura es una actividad que nos acompaña durante toda la vida y, en parte, nuestro rendimiento a la hora de leer influye muchísimo en nuestro éxito académico y profesional.

✎ Leemos para estudiar, y cuánto más rápido lo hagamos, mejor estudiaremos y más opciones tendremos de aprobar. 

✎ Leemos para trabajar y realizar nuestras tareas, y cuánto más rápido lo hagamos, más productivo seremos y más opciones tendremos de escalar en el trabajo o ser mejor valorados.

✎ Y leemos en nuestros ratos libres por placer y divertimento, y cuánto más rápido lo hagamos, más libros leeremos y más disfrutaremos.

¿Cuál es el problema? Que normalmente tenemos muchas cosas que leer, y poco tiempo para hacerlo.

Nos llevamos toda la vida leyendo a un ritmo promedio de 150-200 palabras por minuto, que no está nada mal, pero…

¿Qué pasaría si pudieras leer, como mínimo, el doble de rápido de lo que lo haces ahora?

¿Cómo afectaría a tu vida académica y profesional si pudieras leer en 1 semana, lo que ahora tardas en leer 2?

Bien, pues ya te lo digo yo, se te abriría un mundo de posibilidades.

Por una parte, tu productividad se multiplicaría porque podrías adquirir muchos conocimientos en la mitad de tiempo que tardas ahora con tu ritmo de lectura normal.

Esto se traduce en tener muchas más opciones de aprobar, de ser mejor profesional o de convertirte en un experto en cualquier sector.

Por otra parte, ahorrarías muchísimo tiempo para dedicárselo a tu vida personal, tu ocio y tu familia, que también son fundamentales para mantener el equilibrio.

Pero, ¿esto es posible?

Pero poca gente sabe hasta dónde puede llegar

Lo que nunca te han contado sobre tu lectura

Desde que somos niños y aprendemos a leer, pasamos por un proceso de aprendizaje que podemos dividir en 2 etapas básicas en las cuales aprendemos, aumentamos nuestra velocidad y, normalmente, nos estancamos. 

Hoy vas a descubrir una 3º etapa, que nadie te cuenta y que solo conocen las personas más productivas del mundo (como Elon Musk, Bill Gates, Mark Zuckerberg o Warren Buffet), lectores de alta competición o memorizadores de élite y que, sin embargo, cualquier persona puede alcanzar.

1º etapa: Lectura fonológica

Cuando somos niños, aprendemos a leer a través de una vía fonológica.

Es decir, vemos una letra o “grafema” y la asociamos con un sonido o “fonema”.

Como mucho, somos capaces de relacionar 2 o 3 letras con un solo sonido.

M   -> /eme/

Ma -> /ma/

Mi – ma – má – me – mi – ma.

⇦ Un niño de 6-7 años suele leer a un ritmo de 35 a 59pm

Un niño de 6-7 años suele leer a un ritmo de 35 a 59pm

1º etapa: Lectura fonológica

Cuando somos niños, aprendemos a leer a través de una vía fonológica.

Es decir, vemos una letra o “grafema” y la asociamos con un sonido o “fonema”.

Como mucho, somos capaces de relacionar 2 o 3 letras con un solo sonido.

M   -> /eme/

Ma -> /ma/

Mi – ma – má – me – mi – ma.

Un lector adulto promedio suele leer a un ritmo de 150 a 250pm ➯

Un lector adulto promedio suele leer a un ritmo de 150 a 250pm

2º etapa: Lectura léxica

A medida que pasan los años, adquirimos más destreza y leemos a través de una vía léxica.

Es decir, pasamos de leer sílabas, a leer palabras completas con un solo golpe de vista.

Mi – mamá – me – mima.

Llegados a este punto, se produce un avance real en nuestro ritmo de lectura. 

Y no porque de adulto nos esforcemos más a la hora de leer que cuando somos niños, sino porque mejoramos nuestras habilidades.

Nunca te lo han contado y siempre ha estado ahí

¿Y cuál es la tercera etapa?

No la conoces porque la educación tradicional no te la enseña y la mayoría de personas nos quedamos estancadas en la lectura léxica, con un ritmo de lectura medio.

Nadie nos dice nada, pensamos que ya hemos alcanzado el tope y tiramos para adelante con ello…

Y ahí, justo ahí, la lectura se convierte en algo tedioso para mucha gente.

Esto nos ha pasado a todos, así que no te voy a engañar.

Cuando era más joven, no había momento más aburrido que sentarme delante del escritorio, sacar una montaña de apuntes de la mochila y plantarlos encima de la mesa.

Me pasaba tardes enteras tratando de leer un libro y mirando el reloj cada cinco minutos.

Me distraía mirando por la ventana, me desconcentraba con el teléfono móvil, y no te digo nada cuando intentaba repasar mentalmente la última página que acababa de leer y, ¡no me acordaba!

¡Qué sensación tan frustrante cuando tenía que empezar de nuevo…!

Pero esto no acabó aquí.

Cuando empecé a trabajar, de un modo y otro, tenía que seguir leyendo para realizar mis tareas, para seguir formándome como experto en nuevas áreas y para conseguir ser profesor y lograr un mejor trabajo.

¿El problema? La exigencia del trabajo, los estudios y la vida en general, provocaba que la lectura no fuese nada productiva.

Leía, pero a marchas forzadas, midiendo las horas para encontrar el momento de estar con la familia, los hijos y los amigos.

¿Te suena de algo?

Al final, esto nos pasa a todos: nunca encontramos el momento para leer y, cuando lo hacemos, leemos a marchas forzadas, nos cuesta concentrarnos y lo terminamos asociando como una actividad aburrida.

El resultado es que muchas veces no nos acordamos ni de la mitad de lo que hemos leído.

Pero, ¿sabes qué? Para mí, hace muchos años, esto no era un problema. Lo veía como algo normal porque, total, todo el mundo lee igual, ¿no?

Si intentaba leer más rápido, no me iba a enterar de nada…

Pues NO.

Estaba muy equivocado.

La lectura rápida existe y no es cuestión de magia, sino de técnica

Con el paso de los años, empecé a indagar en el maravilloso mundo de las técnicas de memorización y descubrí algo que cambió mi forma de ver la lectura.

Al principio, me interesé por memorizar, poner al límite mi cerebro y desde 2007 empecé a participar en campeonatos de alta competición, como el Open Internacional de España de Memoria.

Para cumplir con ciertas pruebas en las competiciones, tenía que memorizar múltiples palabras en apenas unos segundos.

Y claro, para memorizar muchas palabras en unos segundos, tenía que LEER muchas palabras en unos segundos, ¿no?

Y no bastaba con leer, sino que tenía que COMPRENDER todas las palabras y, además, RETENER la información.

Es decir, primero lees rápido, luego comprendes todo, y por último lo memorizas.

O sea, que la lectura rápida existe, ¿no?

En efecto, ahí descubrí la tercera etapa:

3º etapa: Lectura rápida

Un lector rápido es aquel que no se estanca en la vía léxica y no se limita a leer una palabra por cada un golpe de vista (por cada fijación que hacemos sobre el papel con los ojos).

Sino que pasa a leer un CONJUNTO de palabras con cada golpe de vista, alcanzando un ritmo de lectura de 400, 600 y hasta 1.000 palabras por minuto.

Lo más fascinante de esta etapa es que, cuando aumentas tu velocidad de lectura de forma correcta, también aumenta la concentración, la comprensión y, por último y más importante, la retención de información.

Las palabras se las lleva el viento, así que déjame demostrártelo con una simple imagen.

Este soy yo en la Universidad Autónoma de Barcelona, realizando unas pruebas en el Computer Vision Center.

Allí, junto con mi compañero Miguel Vergara (campeón del mundo de memoria rápida), nos realizaron unas pruebas de memoria rápida, en los que teníamos que memorizar entre 14 y 21 dígitos en un segundo.

Utilizaron un etracker, un aparato que toma 200 imágenes por segundo para medir exactamente dónde se fijan los ojos y a qué velocidad lo hacemos.

Y luego se visualiza a través de un mapa de calor.

Es espectacular comprobar que, efectivamente, nuestros ojos visualizan todos los dígitos y palabras en apenas un segundo.

Todo ello para confirmar que detrás de todo esto hay datos, hay ciencia.

image

Primero aprendí, luego lo apliqué y ahora te enseño a leer hasta 4 veces más rápido

Sinceramente, no me gusta la gente que enseña cosas sin haberlas probado anteriormente.

En mi caso, llevo años estudiando múltiples técnicas de lectura rápida y las he utilizado para leer cientos de libros y aprobar mis exámenes, primero.

Para ayudarme a batir récords de memorización y ser uno de los 10 mejores memorizadores del mundo, después.

Y ya, en tercera instancia…

He aglutinado mi experiencia y mis conocimientos para crear un método ordenado, práctico y fiable

He creado un método perfectamente estructurado que te sirva de guía, paso a paso, para que puedas leer 2, 3 y hasta 4 veces más rápido.

Mi objetivo NO es impresionarte y posicionarme como un ser superior con unos conocimientos por encima de la media, sino revelarte de una forma sencilla y didáctica unos conocimientos que sé que cualquier persona puede adquirir.

Eso sí, sobra decir que, para obtener resultados con el método, debes poner de tu parte.

Yo te voy a dar los ingredientes, pero tú debes poner el esfuerzo y el interés por aprender y poner en práctica lo aprendido.

Del mismo modo, te aviso que no voy a venderte ninguna moto. 

Quiero ayudarte a multiplicar tu productividad de un modo razonable, buscando el equilibrio y enseñándote cosas que realmente se pueden aplicar.

Olvídate de leer 20 mil palabras por minuto. Nada de leer como un robot y convertirte en un ordenador humano.

Además, tampoco es necesario que te agobies porque no voy a exigirte que leas como un memorizador de élite o un lector de alta competición.

Si te esfuerzas, puedes lograr leer hasta 4 veces más rápido, claro. Pero basta con que lo hagas el doble de rápido para que ya notes unos beneficios increíbles.

Por sólo 197

En qué consiste el método de lectura rápida

Leer rápido + comprender todo + memorizar a la primera

Como te he contado a lo largo de esta carta, el objetivo es que seas capaz de leer, comprender y retener todo a la máxima velocidad posible.

Para lograrlo, el método de Lectura Rápida pasa por potenciar 3 habilidades:

  • La velocidad de lectura, que es la capacidad que tenemos para reconocer rápidamente las palabras.
  • La velocidad de procesamiento, que es la velocidad a la que somos capaces de comprender todo aquello que estamos leyendo.
  • La velocidad de retención, que es la velocidad a la que somos capaces de almacenar toda la información que estamos leyendo.

Para alcanzar este objetivo, vas a pasar por 3 fases en las que vas a ir desarrollando, paso a paso, todas las destrezas que necesitas para obtener resultados y multiplicar tu productividad.

Fase 1: ENFOQUE VISUAL

En la primera fase aumentarás tu velocidad de lectura perfeccionando estas destrezas:

# Visión Periférica

Cuando lees una línea de un texto, haces varias fijaciones con tus ojos sobre el papel, y captas 2-3 palabras en cada fijación.

Aquí vamos a mejorar tu visión periférica para que, cada vez que hagas una fijación, puedas captar muchas más palabras de lo que captas actualmente.

# Precisión ocular

Tus ojos no leen cuando están en movimiento, sino cuando paran y hacen una fijación.

Por eso vamos a mejorar tu precisión ocular para que tus ojos no derrapen o no se muevan cada vez que hagas una fijación, y tengas una precisión de cirujano.

Fase 2: CONCENTRACIÓN

En la segunda fase, aumentarás tu velocidad de procesamiento perfeccionando estas destrezas:

# Ritmo continuo

Para que el aumento de velocidad de lectura tenga sentido, necesitas acostumbrar a tu cerebro a procesar información a altas velocidades.

Por eso, en esta parte del programa, haremos una serie de ejercicios para poner al límite a tu cerebro.

# Regresiones

Otro aspecto fundamental para aumentar tu concentración, pasa por eliminar las regresiones.

Es decir, vamos a evitar las interrupciones en la lectura para que no te frenes, no pierdas el ritmo y mejore tu atención.

Fase 3: MEMORIA

En la tercera fase, aumentarás tu velocidad de retención perfeccionando estas destrezas:

# Visualización mental

La mejor forma de multiplicar la memorización durante la lectura pasa por visualizar el texto con imágenes mentales.

Por eso vamos a desarrollar esta habilidad para que utilices tu imaginación y leas como si estuvieras viendo una película.

# Subvocalización

¿Alguna vez has notado esa voz interior que repite y pronuncia todo lo que lees en tu mente? 

Pues vamos a eliminarla, porque supone una barrera que te impide leer más rápido y, además, te distrae de la película mental que vas a generar durante la lectura.

Esto es todo lo que vas a descubrir con este método

A lo largo de las 3 fases por las que vas a pasar para completar este método, voy a desvelarte un sinfín de cuestiones que te llevarán a resolver todos los obstáculos hasta convertirte en un Lector Rápido de garantías, tal y como lo logré yo.

Las 6 acciones básicas que toda persona que empieza a leer, hace mal, y que solo el paso el tiempo y la frustración, hará que descubra. Si lo hace.

Por qué tienes que eliminar tu ‘voz interna’ o ‘subvocalización’ cuando lees y cuál es la forma más simple y efectiva de hacerlo.

Los 3 conjuntos de habilidades que la mayoría de lectores no entrena por desconocimiento y que harán que no te estanques y alcances una velocidad de lectura que no te podías imaginar.

Cuáles son los mitos falsos (por ejemplo, no utilizar apoyo visual al leer) que siempre nos han contado y que nos impiden leer mucho más rápido.

La fórmula más efectiva para aumentar no solo nuestra velocidad de lectura, sino nuestra velocidad de procesamiento para hacer que nuestra compresión se multiplique, en lugar de bajar.

Cómo debemos mover nuestros ojos para leer un texto con una precisión de cirujano.

Por qué sobrepasar tus límites, al principio, y leer más rápido de lo que tu mente puede entender, es fundamental para progresar en tu velocidad de lectura.

Por cierto, todo lo que vas a descubrir aquí, podrás probarlo por ti mismo con nuestros 6 simuladores que no vas a encontrar en ningún otro curso y son la base de nuestro programa. Sin ellos, todo sería mucho más difícil.

Cómo aumentar nuestra visión periférica para leer conjuntos de palabras y reducir las fijaciones que hacemos por cada línea.

Por qué reproducir vídeos y escuchar audios a toda velocidad puede ayudarte a leer más rápido.

Una técnica para visualizar palabras con imágenes que hará que reproduzcas un vídeo mental cuando estés leyendo para aumentar tu comprensión y tu memoria.

Por qué leer menos tiempo hará que te concentres más y cuál es la forma más efectiva de hacerlo para decir adiós a las distracciones.

Cómo evitar la frustración con la lectura cuando te falta tiempo y no progresas adecuadamente.

¿Podrás aprender todo esto, aunque no seas un lector voraz y te consideres un lector bastante lento?

He preparado el curso de tal forma que cualquier persona en edad adulta, siguiendo los pasos adecuados, pueda mejorar su velocidad de lectura, su retención y su concentración.

No pasa nada si tienes 20 años, 30 o 65. Si aplicas los pasos y te esfuerzas en ello, el límite de tu aprendizaje lo pones tú.

Por sólo 197

¿Cómo vas a consumir el contenido del curso y cuál es la dinámica?

Para avanzar en las 3 fases del método, vamos a seguir una receta sencilla, práctica y muy efectiva:

Un poco de teoría, mucha práctica, seguimiento y retroalimentación con el resto de alumnos

Clases en formato vídeo

Para que lo tengas fácil, vas a consumir las clases en formato vídeo a cualquier hora y durante cualquier día de la semana, en todos y cada uno de los dispositivos que tengas (PC, Móvil, Tablet).

Ejercicios de evaluación

El contenido no se va a limitar a consumir clases teóricas, sino que te pondremos a prueba con diferentes ejercicios prácticos para evaluar tus progresos y consolidar tus conocimientos.

Pero esto no es todo…

Para asegurarnos de que vas a sacar el máximo partido de nuestras técnicas, el programa viene acompañado de:

+2 BONUS EXTRA

 6 simuladores para practicar Lectura Rápida

Una de las claves del éxito de nuestro programa es que, más allá de las clases, podrás poner en práctica lo aprendido con nuestros 6 simuladores de lectura rápida.

Con estos softwares vas a poder practicar todas las técnicas que veamos durante el curso como si fuese un juego, además de comprobar por ti mismo si realmente estás obteniendo resultados.

Son aplicaciones compatibles con todo tipo de dispositivos y sistemas operativos, y no podrás encontrarlas en ningún sitio, ya que han sido creadas por nuestros programadores de élite.

VALORADO EN: 250 € – Acceso gratis incluido con este programa

Comunidad exclusiva de lectores rápidos

Otro pilar fundamental de esta formación es que no queremos que te sientas solo durante el proceso.

Por eso, tendrás acceso exclusivo a nuestra comunidad de alumnos de Lectura Rápida.

Aquí podrás resolver todas tus dudas no solo con los instructores, sino con todos los alumnos que ya han realizado la formación.

La idea es que puedas retroalimentarte y compartir conocimientos con todos

VALORADO EN: 150 € – Acceso gratis incluido con este programa

Y si aún tienes dudas, éstas son las que me preguntan más a menudo

¿Cuánto dura el curso?

Lectura Rápida es un curso 100% online y vas a tener acceso a los contenidos de por vida.

Quiero que consigas leer más rápido y multipliques tu productividad, no que te metas prisa para dejar paso a otro alumno.

Por eso, entiendo que cada uno tiene sus obligaciones y no tendría sentido que todos lo hagan a la vez. Así que no importa que trabajes, que tengas que cuidar de tus hijos o que solo puedas dedicarle tiempo por la noche.

Tienes libertad absoluta de horarios para realizarlo cuando mejor te venga.

¿Será complicado?

Como te he contado a lo largo de toda la carta, hemos preparado un programa siendo conscientes de que cualquier persona puede apreciar una curva de aprendizaje bastante apreciable.

No importa si has perdido tu hábito de lectura o crees que lo haces demasiado lento.

Los pasos que hemos preparado, y los 6 simuladores, te ayudarán a sacar lo máximo de ti.

Además, puedes consultar todas tus dudas con nuestros instructores y con el resto de alumnos de la comunidad de por vida, sin límites.

¿Qué perfil de personas le sacará mejor partido?

Lectura Rápida es un curso útil para todo el mundo que viva rodeado de la lectura. Da igual si eres estudiante o trabajador, si lees por hobby o por obligación.

Todos pueden lograr un cambio radical en su productividad lectora.

Eso sí, el curso no está pensado para gente que esté a mil cosas y abandone la formación por dejadez.

Tener ilusión y expectativas es fundamental y cuanto más te esfuerces, mejores resultados tendrás.

¿Es una buena inversión?

Nadie mejor que tú para saber eso.

Aquí no voy a tratar de convencerte hablándote sobre lo barato o lo caro que es el precio.

Nadie mejor que tú para evaluar cuánto dinero has gastado a lo largo de tu vida en formaciones que no sirven más que para rellenar un currículum, y para preguntarte cuántas veces has invertido en ti mismo, en algo que no sirva para rellenar un papel, sino para desarrollar una habilidad que puede tener un provecho en casi todos los ámbitos de tu vida y, además, que va a durar para siempre.

Si después de acceder al programa, mejoramos el curso, subimos el precio (que es bastante probable) o incluimos nuevos contenidos, vas a acceder a todas las mejoras sin ningún coste.

Nuestra mayor garantía es nuestra comunidad de +8.000 alumnos

Aitor

Joaquín

Santiago

Hazael

Y si esto no te basta, tienes una garantía de 15 días para cambiar de opinión

Si entras al curso y compruebas que no cumple con lo descrito, en los primeros 15 días puedes escribirme pidiendo la devolución sin ningún tipo de problema ni condición.

Mi compromiso, desde el momento en el que accedes, es que obtengas resultados, te sientas cómodo y seguro en todo momento.

No quiero que nadie se quede con el curso por obligación.

Por ello, dos semanas es un plazo más que suficiente para comprobar si te merece la pena quedarte y disfrutar de los contenidos, las actualizaciones y mejoras del curso de por vida, o no.

Al final, la inversión es ridícula comparado con los beneficios de por vida que puedes lograr si consigues leer hasta 2, 3 y 4 veces más rápido, pero en ningún caso te animo a que lo pagues si supone un riesgo para tus finanzas.

Pero si estás dispuesto a revolucionar tu lectura, multiplicar tu productividad y darle el valor que merece a tu tiempo, dale clic al botón de aquí abajo, aprovecha tu garantía y ¡nos vemos dentro!

Por sólo 197