Escuela de la Memoria|#185. Cómo codificar bien la información para no olvidarla