Hoy os traemos una entrevista a Paco Páez, un cerebro de records. Paco es un buen amigo de Escuela de la Memoria, y un memorizador de fondo con records verdaderamente impactantes. Ya pudimos entrevistarle en otra ocasión, pero nos encanta tenerle por aquí de nuevo.

Manuel: Hola Paco, bienvenido de nuevo a Escuela de la Memoria. ¿Qué progresos y que logros has conseguido, desde nuestra última entrevista contigo, el año pasado?

Paco: Bueno, teniendo en cuenta que pronto voy a cumplir 62 años (a fecha de hoy, sólo 2 personas mayores de 60 años de todo el mundo participamos en estos campeonatos) continúo entrenando diariamente, mejorando mis marcas, y esto me confirma que si se practica con frecuencia no importa la edad para obtener buenos resultados. En el campeonato de España de 2015 conseguí aumentar mi puntuación y establecí algunas marcas interesantes como la de 5 minutos de datos históricos donde conseguí 35 datos, estableciendo nuevo record mundial dentro de la categoría Sénior. También tengo records de España en números decimales y números hablados,… y sigo memorizando y ubicando decimales de Pi, actualmente estoy en la posición 72.000.

Manuel: Tu técnica es espectacular, y muy eficiente ¿Puedes explicarnos algoe tu técnica? ¿Cómo consigues retener tanta información sin que se te mezcle o se solape?

Paco: Creo que utilizo las mismas técnicas conocidas y utilizadas por los mnemonistas desde hace 2.500 años, nada nuevo bajo el Sol: la visualización, asociación, memoria espacial, Loci, etc. Con los años de práctica he aprendido a introducir una variante: he aprendido a abstraerme e imaginar simultáneamente, dicho de otra forma, puedo mantener un foco difuso en una imagen guía, a la que le voy añadiendo a su alrededor, con más claridad, imágenes nuevas, distintas, independientes y numeradas,… sería algo así como las sesiones de fotografías que se dan en esas pasarelas con anuncios donde se fotografían los famosos en los eventos importantes.

Manuel: Nos parece impresionante la cantidad de dígitos que puedes asimilar, y la velocidad con la que aumentas esta cantidad. ¿Con qué velocidad vas incorporando nuevos dígitos a tu memoria?

Paco: Depende de las circunstancias, suelo memorizar desde 200 a 1.000 decimales al día hasta llegar al objetivo prefijado, hay que ir por etapas, dosificando, como en una carrera de maratón, ya saben que los decimales de Pi son infinitos. Últimamente estoy observando los nuevos records de Pi en el mundo, y veo que hay mucha competencia entre los memorizadores indios.

Manuel: ¿Cómo haces para repasar toda esa información? ¿A cada cuánto tiempo la repasas?

Paco: Cada día suelo repasar como máximo 5.000 decimales, para ello dedico unas 2 horas aproximadamente para releer y responder a rangos al azar de decimales dentro de los primeros 72.000. Utilizo varios programas que me han hecho mis amigos Patxi Núñez y Allex Olleta, a los que desde aquí les vuelvo a dar las gracias por esas estupendas herramientas que han creado. También empleo las fichas de papel que tengo escritas a mano, éstas me sirven para entrenarme en la calle cuando salgo a recorrer mi Mnemódromo, voy andando y repasando a la vez.

Manuel: Mucha gente puede pensar que tienes una gran habilidad y una buena técnica para memorizar números decimales, pero… ¿Además de números decimales, puedes memorizar otro tipo de material con facilidad?

Paco: Sí, he memorizado temas tan diferentes como números hablados, binarios, imágenes abstractas, fotografías, cuadros en las exposiciones, palabras, naipes, series de colores, huellas dactilares, nombres de personas, en China me tocó memorizar la vestimenta de las modelos sobre una  pasarela. También practico la memoria rápida, he participado varias veces en esos campeonatos.

Manuel: El año pasado hubo nuevos récords en la memorización del número Pi ¿Qué opinas sobre estos récords y los anteriores?

Paco: Sí, el año 2015 se batió por 2 veces. Primero se batió el antiguo record del chino Lu Chao, 67.890 decimales, que tenía desde el 20 de noviembre de 2.005, el 21 de marzo de 2015, el indio Rajveer Meena lo puso en 70.000. Ese mismo año, el 21 de octubre, su compatriota Suresh Kumar Sharma lo superó ligeramente dejándolo en 70.030 decimales. Ello me obligó a llegar hasta los 72.000 decimales que tengo actualmente. Me sorprende mucho la velocidad que emplean para recitarlos, entre 10 y 17 horas, van muy rápidos, son personas jóvenes. Yo tengo ganas de hacer un intento para batirlo y espero que sea pronto. Lo que no sé es si ellos también pueden localizar y recitar posiciones de Pi al azar como hago yo y mantenerlos en la memoria de largo plazo.

Manuel: Después de haber memorizado tanto material ¿Piensas que el cerebro se puede encontrar con algún límite, o con ciertas dificultades a partir de alguna cantidad de información concreta? ¿Es posible que llegues algún día a ese límite?

Paco: No soy ningún experto sobre capacidades cerebrales, dicho esto, creo que las posibilidades del cerebro humano son muy grandes y difíciles de imaginar sus límites. Pienso que no se trata tanto de cuánta capacidad de almacenaje tenga, sino más bien, creo, en la capacidad y rapidez que éste tiene para sintonizar con la información conocida, se encuentre ésta donde se encuentre, tanto dentro como fuera de nuestro cuerpo, como algunos especialista en el tema piensan que sucede. Mientras estamos vivos, y tenemos energía e ilusión, el cerebro sigue fijando nuevos contenidos, a diferente ritmo según la edad y a tenor de las necesidades u objetivos de cada persona. Está claro que es en la juventud cuando el cerebro dispone de más potencia y sus capacidades están más desarrolladas.

Manuel: ¿Te consideras una persona con una habilidad innata para memorizar, o crees que tu capacidad surge del entrenamiento y del trabajo duro?

Paco: Creo que es una mezcla de ambas cosas, pero sobre todo creo que el empleo de la mnemotecnia y su práctica frecuente hace que la capacidad de memoria aumente y se agilice.

Manuel: En Octubre hay un nuevo campeonato de World Memory Championships en Toledo, supongo que te veremos en el evento. ¿Qué pronosticas de esta competición?

Paco: Sí, quiero participar por tercer año consecutivo y mejorar algunas de mis marcas personales. Me gustaría que este año hubiese mucha más participación que en años anteriores, aunque comprendo que éste es un deporte de minorías, que poco a poco va calando en la población joven. En España hay gente muy competente que podría participar y obtener buenos resultados a poco que se lo propongan y entrenen un poco cada día. Yo les animo desde aquí a que empiecen ya.

Manuel: Y sobre la competición. Al tratarse de memoria de fondo hay que usar casilleros grandes. ¿No te causa ninguna interferencia con el número Pi?

Paco: No, porque en los campeonatos empleo rutas y casilleros distintos a los que utilizo con el número Pi. Este último año he comenzado a utilizar también como casilleros los propios decimales de Pi, y estoy comprobando que, aparte de no causarme interferencias, es una forma muy interesante de consolidarlos; estoy en la fase de pruebas y sólo lo empleo para memorizaciones cortas.

Manuel: Muchísimas gracias Paco, es un placer tenerte de nuevo por Escuela de la Memoria… Estamos seguros de que conseguirás lo que te propongas, y de que pronto hablando de nuevo de ti y de tus logros.

Para que conozcáis mejor a nuestro amigo y compañero Paco Páez, os dejamos a continuación un vídeo que resume su paso por el programa Increíbles, al que asistió en tres ocasiones realizando diferentes demostraciones: