El día del examen nos pueden surgir multitud de dudas a la hora de saber qué hacer para conseguir un mejor rendimiento. Hay una serie de pasos que si los aplicamos conseguiremos poner todas las condiciones a nuestro favor justo antes del examen.

Los 5 pasos a seguir justo antes del examen son:

  1. Mente Despejada: evita estudiar horas antes del examen, puedes repasar tus mapas mentales ligeramente pero no entres a estudiar en profundidad. Este trabajo lo hemos de haber realizado previamente con una buena preparación. Si nos dejamos llevar por la ansiedad actuará como un inhibidor que dificulta el recuerdo de los conocimientos que tengamos.
  2. Antisocial: cuando estemos en la puerta o los pasillos antes de pasar al examen evitamos charlar con el resto de alumnos, ese es el momento para ser antisocial. Quiere decir no hablar con ellos, evitamos exponernos al nerviosismo de otras personas porque se contagia. Amablemente les podemos decir que una vez acabado el examen lo celebramos y hablamos todo lo que haga falta pero en este momento prefiero estar a solas, gracias.
  3. 10 Respiraciones: cuando nos sentamos en la silla hay una cosa que no se te puede olvidar, y es realizar 10 respiraciones de forma lenta y fijando tu atención en ellas únicamente, contándolas mentalmente. Si retiras la atención por unos segundos del ambiente reduces la ansiedad que produce, y aunque no la elimines por completo te será de gran ayuda. Cuando tenemos la mente más calmada y clara es fácil acceder a la información que necesitamos, sin embargo, si la tenemos tensa y cargada de multitud de pensamientos nos resultará difícil recordar porque hay más obstáculos que lo dificultan.
  4. Lee con atención todas las instrucciones: cuando nos entregan el examen la tendencia es ir a ver las preguntas directamente obviando las instrucciones. Lo primero es leer con atención todas las instrucciones, hasta el más mínimo detalle porque si no les prestamos atención al principio después puede que sea demasiado tarde y no tengamos margen de tiempo para corregir este error.
  5. Comienza por lo fácil: el examen es como un combate de boxeo, el examinador intenta dejarnos cao en el primer golpe, por ello nos suelen colocar las preguntas difíciles al principio, esto hace que nuestra ansiedad aumente y generemos un estado negativo que afecta al resto del examen. Sin embargo, sabiendo esto, debemos de centrarnos en las preguntas fáciles para coger confianza y dejarnos llevar de esa inercia para completar el resto.

Para recordar estos 5 pasos podemos visualizar la siguiente escena:

Visualizamos en la puerta de clase suspendido en el aire una MENTE DESPEJADA (un cerebro de color blanco), cuando te acercas a él te hecha un spray ANTISOCIAL que hace que los alumnos se aparten. Sacan de sus bolsillos otro spray y todos se ponen a RESPIRAR a la vez quedándose dormidos en el pasillo. Llega el profesor con un megáfono gigante y  les LEE LAS INSTRUCCIONES en voz alta despertándolos. Les está diciendo que el examen será FÁCIL y que lo harán con la gorra, por lo que los alumnos le entregan una gorra cada uno y se marchan.

Gracias por leer el artículo, si piensas que le puede ayudar a alguien que conozcas compártelo.

Te recordamos que si has realizado el Curso de Superaprendizaje dispones de nuevo material que puede ser de tu interés.

Felíz día.