Hace poco estaba con un amigo en una terraza y me comentó que quería cambiar un aspecto de su vida, entonces le recomendé un libro. Él quedó sorprendido – ¿Un libro? ¿Cómo me va ayudar un libro? “con un libro no hago nada”, “Yo necesito acción”-. Yo también quedé sorprendido de su reacción y es por ello que comparto esta reflexión, por si el día de mañana te encuentras en la misma situación.

¿Tiene un libro el poder de cambiar tu vida?, pero si solo son palabras, ¿qué puede hacer un simple libro? Si lo razonamos en profundidad se puede entender. A través de esas palabras escritas en el libro, podemos cambiar nuestra forma de pensar porque tenemos más información sobre un tema en concreto, y gracias a esa información nuestros pensamientos pueden cambiar si realmente lo deseamos y ponemos interés.

Podemos realizar tres tipos de acciones: mentales, físicas y verbales. Las 3 son importantes pero hay una en la que se sustentan las demás y son nuestras acciones mentales. Las acciones mentales están basadas en nuestros pensamientos, por lo que cualquier acción física o verbal que realicemos tiene su raíz en un pensamiento previo, sin el cual no se podría producir. Los pensamientos son la base, y si somos capaces de cambiar nuestros pensamientos todo cambia, porque gracias a ello, todo lo demás se convierte en realidad. Por ejemplo: una silla, ¿por qué existe una silla? Porque hace mucho tiempo, hubo una persona  a la que se le ocurrió la idea de que; si unía 4 trozos  de madera iguales a una base y le colocaba un respaldo, podría sentarse más cómodamente, y en base a ese pensamiento fabricó la silla.

Una frase de Mahatma Gandhi lo resume muy bien: “Cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. Cuida tus palabras, por que se convertirán en tus actos. Cuida tus actos porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino”

¿Cómo lo puedo hacer yo? Algo tan sencillo como un libro, cursos, documentales… Sergio Fernández recomienda “sitia tu cerebro”… A raíz de esa nueva información, emprenderás acciones en el futuro que pueden ser determinantes en tu vida y que en ese momento no le habías dado importancia.

“Si cambiamos nuestros pensamientos, todo cambia”

Gracias por estar aquí, si te ha gustado compártelo.