En la actualidad estamos sometidos a múltiples estímulos, nos hemos convertido en estudiantes multitarea, es decir; a la vez que se estudia, el sonido del Whatsapp no para de sonar, se mira Facebook, se envía mail, se habla por teléfono, se come algo, me pongo música…. ¿en qué se traduce todos estos estímulos? En un déficit de atención y concentración que afecta negativamente a nuestros resultados. Al final acostumbramos nuestro cerebro a esta dinámica y ¿qué ocurre cuando hay algo de silencio? Que no lo toleramos, y como el silencio no nos gusta, volvemos a llenar otra vez nuestro cerebro de ruido, lo denomino el  “Ciclo del Ruido”. De la misma manera, donde hay luz no hay oscuridad, cuando hay nubes no está el cielo despejado, donde hay ruido no hay concentración ni claridad mental.

Para mantener nuestro foco en lo que estudiamos debemos de estar concentrados y evitar al máximo las distracciones. Es decir; no móvil, no interrupciones, no mail, no Facebook…. Nada!!! Solos tu materia de estudio y tú. A solas como dos adolescentes enamorados 🙂

Cierra todas las ventanas del ordenador para poder concentrarte en lo que realmente importa en ese momento, lo demás puede esperar.

Gracias por estar aquí, si te ha gustado compártelo.