Comenzar un proyecto como la Escuela de la Memoria comporta tiempo, motivación (el motor que nos mueve), constancia (nos ayuda a seguir día tras día) y también ayuda de mucha gente.

Queremos inaugurar este Blog agradeciendo, ya que este proyecto no sería posible si no existiera Speed-Memory. Speed-Memory no sería posible sin Ramón Campayo. Ramón Campayo ha plantado una semilla, ha dedicado mucho tiempo y dinero a Speed-Memory, ha creado escuela y ahora muchos de nosotros no seríamos lo que somos si no hubiéramos hecho ese curso de memorización y técnicas de estudio.

También quiero agradecer todos los Webminars gratuitos de La Escuela de Inversión, sus cursos también nos han servido para aprender mucho sobre negocios. El conocimiento técnico es importante pero también hay que saber convertirlo en negocio y aquí tengo que agradecer a Juan Haro y La Escuela de la Inversión todo ese conocimiento.

Mi agradecimiento INFINITO a Aureliano Pérez (Aure) de ThinkAndPlug.com ! Un fiera de la informática y la multimedia con experiencia llevando proyectos. Porque es muy diferente dar consejos desde la feliz idea a darlos desde la experiencia. Su ayuda de cara a afrontar el proyecto, el diseño, la imagen corporativa, el WordPress, las grabaciones audiovisuales… Eres muy grande Aure! Agradecimiento especial también a su mujer, Eva, por esa sesión fotográfica y su ayuda en los Copys.

No me olvido de mi hermano Paco. No conozco a nadie que programe como él. Cada vez que necesito ayuda le tengo allí. Siempre conoce las últimas novedades en programación, especialmente en .NET. Muchas gracias Paco!

Un reconocimiento especial a todos los Campayanos y el grupo Speed-Memory que siempre estáis allí, que nos apoyáis a nosotros y a nuestro proyecto. Porque este proyecto no sería posible sin gente como vosotros.

Y no puedo dejar de lado el apoyo familiar y la comprensión recibida. El “acuéstate que enseguida voy”.

Por todo esto muchas gracias a tod@s!