Publicado el

Cómo afrontar el suspenso en los exámenes

Cuando todo va bien y aprobamos los exámenes no experimentamos malas sensaciones y nos encontramos tranquilos, pero afrontar el suspenso en los exámenes tiene una mayor dificultad porque en ese momento empiezan a surgir los miedos y dudas.

Estos miedos y dudas proceden de una causa y la debemos de identificar para poder ponerle una solución. Es habitual buscar culpables  en terceros, ya sea en personas como el profesor (la culpa es del profesor que me tiene manía) o en objetos como el temario o el sistema. Las causas de nuestro suspenso no son externas: ni el profesor, ni el temario son el motivo de que suspendamos, porque si fuera así todas las personas que dependan de ellos suspenderían al igual que nosotros. El motivo por el que suspendemos es interno, es decir; procede de nosotros mismos.

Hay dos motivos principales por los que suspendemos:

  1. No hemos estudiado.
  2. Nuestras sesiones de estudio han sido débiles.

Para poner remedio a estos dos problemas debemos de aplicar una solución, igual que cuando enfermamos aplicamos un remedio para volver a estar sanos.

El remedio para afrontar el suspenso debe de contener los siguientes ingredientes para que sea eficaz:

  • Planificación: seleccionar las horas de estudio que le vamos a dedicar, proteger nuestra sesión de estudio ( sin distracciones, ni interrupciones), seleccionar la técnica de estudio adecuada para las necesidades del temario y del examen y por último ponerlo en práctica diariamente con firmeza.
  • Anticipación: cuando suspendemos y sabemos la fecha del próximo examen debemos de prepararnos con antelación ¿por qué? Porque cuando se acerque el próximo examen será demasiado tarde. Si nos anticipamos aplicando los principios del punto anterior iremos al examen con confianza y seguridad. Esto nos proporciona tranquilidad y nos alivia del estrés que nos produce una deficiente preparación.
  • Intención: Si tienes la intención de aprobar debes de poner interés en ello y colocar todos los factores a tu favor. Cuando nos dan la nota y tenemos la oportunidad de revisar el examen un consejo es ir a esa revisión. Cuando un alumno va a la revisión, le transmite al profesor que en lugar de desinterés tiene interés por aprobar esa asignatura. De forma sincera en la revisión le preguntamos al profesor donde hemos fallado y qué deberíamos de hacer para mejorar. A continuación lo ponemos en práctica. Si nos ponemos en lugar del profesor, cuando tiene que evaluar al alumno y ha visto que éste ha puesto interés, este simple detalle puede inclinar la balanza a su favor.

En escuela de la memoria somos amigos de ponérselo fácil a nuestra memoria y para recordarlo con facilidad, aquí tienes el acrónimo que te puede ayudar a recordar los 3 ingredientes clave:

Planificación – Anticipación – Intención

PLA             –           AN         –          INT…….. Para afrontar el suspenso en los exámenes necesitamos un PLAANINT.

( si te ha llamado la atención la T del final te resultará más fácil recordar que la inTención de este plaanint es aprobar)

Gracias por estar aquí, si piensas que le puede ayudar a alguien que conozcas compártelo.

Felíz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *